Se sabe que la fuerza que existen en las personas que se encuentran en la cárcel es impresionante, no existe un control cien por ciento efectivo de estas personalidades dentro de los penales puesto que la vida de quien convive con ellos esta en riesgo y en ocasiones están en la cárcel solo porque están mas seguros ahí. Parece película de Guillermo del Toro pero es la realidad en la cual vivimos y que es difícil procesar e imaginar. Muchos de los carteles son dirigidos desde las cárceles y aunque esto no es algo que espante a la sociedad mexicana ya que tiene experiencia de sobra con estos temas, es un problema en cuanto a la imagen internacional. Aun recuerdo cuando el presidente libero al hijo del chapo después de que amenazaran con arremeter en contra de la población inocente cuando se sobrevoló con un helicóptero que contaba con unas ametralladoras de alto calibre y que no cualquier persona puede tener a su disposición. Ahora pongamos en contexto esto, el narco tiene el pode de mandar sobre el poder ejecutivo y judicial, no suena descabellado decir que ya lo está haciendo sobre el legislativo a discreción.
Hay diferentes experimentos sociales donde se les pregunta a extranjeros sobre el estereotipo del mexicano y muchas veces coincidía en que era delincuente y con justas razones se cree eso. Esto es una ola de sucesos que ocurren cuando un mexicano visita tierras extranjeras y es tratado de una manera poco apropiada. ¿el gobierno estaría dispuesto a acabar con esto? En su momento, Felipe Calderón fue muy criticado puesto que atacó de manera directa al crimen organizado con diferentes operativos y esto desato una ola de violencia en el país que ya no se podía controlar. Ya no se veía lo duro sino lo tupido durante el sexenio del expresidente antes mencionado, ¿hoy ocurriría lo mismo? Sin duda esto ocurriría en mayor medida, probablemente mucho del financiamiento de diferentes campañas, negocios, proyectos y demás, vienen por parte del narco, pero no se menciona, esto provocaría un gran pánico en todas las personas que están siendo apoyadas por este tipo de personas.
Se afirma que pese a que en 2020 la pandemia de COVID-19 prácticamente paralizó la economía del mundo, los carteles de la droga mexicanos aumentaron su producción y tráfico de drogas, sobre todo heroína, metanfetaminas y el terrible fentanilo; y multiplicaron sus operaciones de lavado de dinero en el sistema financiero mexicano.
En contraste a ese crecimiento de operaciones ilegales, el gobierno de AMLO disminuyó los decomisos de droga y precursores químicos para su producción; destruyó menos plantíos de amapola y confiscó menos bienes y dinero.
“Estos carteles representan una clara amenaza para México y la capacidad del gobierno mexicano para ejercer un control efectivo sobre algunas partes de su territorio”, quedó plasmado en letras en el reporte y es palpable con casos como lo ocurrido en el Estado de México y Tlaquepaque.
Si el gobierno de AMLO no mejora sustancialmente su combate a los carteles de la droga con datos verificables, advierte el gobierno de Estados Unidos, “México corre el grave riesgo de ser considerado como un país que probadamente no cumple sus compromisos internacionales de control de drogas”

El presidente Donald Trump escribió en Twitter que “Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva” para declararle la guerra a los cárteles de la droga.
El presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, quien le ofreció la ayuda de su país para hacerle la guerra a los cárteles de la droga. No obstante, el mandatario mexicano aseguró que en este tipo de casos, actuará con independencia.
Desde Palacio Nacional, sostuvo que “en las relaciones entre México y Estados Unidos hay cooperación, este es uno de los temas, sin embargo, es un asunto que nos corresponde a nosotros atender, al gobierno de México, de manera independiente y haciendo valer nuestra soberanía”.
“Le agradecemos mucho, mucho, al presidente Trump, a cualquier gobierno extranjero que quiera cooperar, ayudar, pero en estos casos nosotros tenemos que actuar con independencia, de conformidad con nuestra Constitución y con nuestra tradición de independencia y de soberanía”, declaró.
Entonces a pesar de que estuvo bien el hecho de actuar con soberanía e independencia sobre el tema, ¿Cuántos sabemos que lo que no quiere es que se metan en su mafia del poder? En verdad era porque quería resolver el problema solo o quería que nadie moviera lo que ya tiene conseguido con los narcos del país. Hay cosas que mueven a las personas y el tener una cultura de poder con el narco, hace que los jóvenes quieran entrar a el ya que es de fácil acceso.

F.R.