Zapopan, Jalisco, martes 16 de junio de 2020

El Gobierno Municipal reitera una vez más su disposición al diálogo con los vecinos de este corredor

Además de la instalación y la implementación de la ciclovía emergente, el proyecto contempla una serie de adecuaciones viales como reprogramación de semáforos, reconfiguración de los carriles, balizamiento, reubicación de paradas del transporte público, reordenamiento del tránsito en los cruces de Periférico y Guadalupe, entre otras

Con estas acciones, se evitará un colapso vial en la zona y se brindará seguridad a 10 mil usuarios potenciales de esta infraestructura ciclista

Dando continuidad a la apertura y diálogo del Gobierno de Zapopan con la ciudadanía desde la socialización previa a la ejecución de la ciclovía emergente de avenida Guadalupe, autoridades municipales se reunieron ayer con siete representantes vecinales para atender a sus inquietudes.

“Estuvimos trabajando con ellos durante aproximadamente 3 horas, donde se les presentó un resumen muy detallado (sobre) cómo es que se han ido integrando y determinando las zonas donde han ido avanzando las ciclovías en el municipio. Se les explicó que hay programas de movilidad no motorizada que, desde 2009, han ido estableciendo que las ciclovías deben permanecer por el lado derecho de las vialidades, esto con la finalidad de garantizar la seguridad del ciclista, pero  también de los peatones y de los propios automovilistas”, explicó Patricia Fregoso Cruz, Coordinadora General de Gestión Integral de la Ciudad, quien coordinó este encuentro.

Cabe destacar que en este corredor, desde Chapalita hasta Anillo Periférico, el aforo ciclista asciende a más de 2 mil ciclistas en los horarios de mayor demanda, aunque con la nueva infraestructura y la seguridad que representa, se prevé que lleguen a 10 mil usuarios potenciales.

Esta infraestructura emergente constará de una extensión total de 8.4 kilómetros —4.2 kilómetros por sentido—, se ejecutará desde avenida Niño Obrero hasta Anillo Periférico y se estima su término dentro de dos meses; conectará con la ciclovía de Avenida Niño Obrero – Glorieta Chapalita – Avenida Arcos, y a su vez, con toda la infraestructura ciclista del centro de Guadalajara.

Durante la reunión de ayer, los vecinos manifestaron como principal inconformidad la reducción de un carril a la circulación vehicular en esta vialidad, por lo que las autoridades municipales presentaron, a través de simulaciones en computadora, el contraste entre la situación actual y la propuesta del Gobierno Municipal.

“Ese modelo que está proponiendo el Ayuntamiento de Zapopan donde, además de la instalación y la implementación de la ciclovía emergente, se preparan una serie de adecuaciones viales en las inmediaciones de avenida Guadalupe, que incluyen una reprogramación de los semáforos y pequeñas soluciones viales de reconfiguración de los carriles, balizamiento, reordenamiento del tránsito en los cruces de Periférico y Guadalupe (…) Ellos pudieron ver que el tránsito queda exactamente igual a como se está sucediendo a estos momentos, y a estos momentos, me refiero a estos momentos sin pandemia”, explicó Fregoso Cruz.

Añadió que se trabaja en conjunto con el Imeplan, a través de la Agencia Metropolitana de Movilidad, para la reubicación de paradas del transporte público y la modernización de los semáforos en la zona, que se instalarían a finales de este año y permitirían la reducción en los tiempos de traslado.

Con estas acciones se evitará un colapso vial en avenida Guadalupe. 

Por su parte, los vecinos propusieron un retorno a la altura de la calle Misión de San Lorenzo, donde se encuentra el Instituto Miguel Ángel de Occidente, que será analizada en conjunto con la comunidad vecinal y escolar. 

“Les pedimos sensibilización de que es un proyecto que va caminando, que no se va a detener, que lleva un contexto y un beneficio social mucho más amplio y en un territorio mucho más grande que solamente los cotos que viven en avenida Guadalupe y es priorizando una de las zonas más desiguales del municipio de Zapopan”, señaló Fregoso Cruz. 

A través de la dirección de Movilidad y Transporte Zapopan, el Gobierno Municipal ha brindado atención a las dudas e inquietudes de habitantes, representantes vecinales y comerciantes de la zona. Además socializó el proyecto previo a su arranque en calle y a través de reuniones virtuales, atención telefónica, redes sociales y whatsapp. También fueron entregados los estudios y justificaciones técnicas del proyecto para su consulta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el uso de la bicicleta como un aliado para evitar contagios por Covid-19, dado que atiende a la medida de distanciamiento social y limita el contacto físico, reduciendo la probabilidad de contagio, así como evita la saturación del transporte público.

Además, se requiere desincentivar el uso del automóvil y motocicletas particulares dado que son fuente de emisiones contaminantes que agravan síntomas y padecimientos respiratorios. 

Con una inversión de 14 millones de pesos, la ciclovía emergente en avenida Guadalupe contempla señalamiento horizontal, pintado de machuelo, bolardos abatibles, vialetones, elementos de segregación de tipo trapezoidal, señalización vertical, plataforma de ascenso y descenso, y sustitución de rejillas peligrosas. 

Inicialmente, se realizó el balizamiento del señalamiento horizontal y la colocación de elementos de segregación temporal, como postes y mallas, para facilitar su uso inmediato. Conforme el avance de la obra, se inició la implementación de los elementos de segregación definitiva en la ciclovía, con bolardos abatibles y de tipo trapezoidal, coloquialmente conocidos como “quesadilla”. 

Los manuales de infraestructura ciclista como CROW (Holanda), NACTO (EEUU), VEJREGLER (Dinamarca) y Ciclociudades (México-ITDP) son unánimes respecto a que las ciclovías deben habilitarse del lado derecho de las avenidas y separadas de los automóviles por segregadores para brindar mayor seguridad a los ciclistas, cuyo diseño debe ser lo más próximo al carril de baja velocidad de forma unidireccional, en el mismo sentido de la circulación del tránsito automotor. 

Recientemente, el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo México (ITDP México) publicó el ranking de ciclociudades donde Zapopan se posiciona en el tercer lugar a nivel nacional por sus políticas en favor de la movilidad incluyente y sustentable. 

El Manual de Ciclociudades indica que se considera una ciclovía en camellón, en ningún caso la avenida deberá tener más de dos carriles de ancho e intersecciones a 500 metros como mínimo. 

Además, las ciclovías a lado derecho atraen más usuarios dado que la incorporación y desincorporación a las mismas es la más sencilla. De esa forma la infraestructura da servicio por igual a viajes de corto y largo itinerario, y además genera activación económica en los corredores donde se instalan, dado que las personas suelen emplear este medio de movilidad en un radio de 2 kilómetros a los alrededores de su vivienda. 

Una ciclovía por camellón solo tiene uso recreativo o servicio a viajes de largo itinerario, dado que obliga a que la incorporación y desincorporación segura sea por las esquinas, por lo que suele evitarse el uso de esta infraestructura o hasta el empleo de la bicicleta como herramienta para la movilidad en estos espacios. 

En el caso de avenida Guadalupe, el trazo recto de la ciclovía implicaría necesariamente el derribo de arbolado y la reducción de capacidad de infiltración al subsuelo, dado que los camellones son áreas verdes o áreas arborizables, así como zonas de recarga hídrica.

Se encontraron presentes en esta reunión Jesús Carlos Soto Morfín, Director de Movilidad y Transporte de Zapopan, así como el regidor Óscar Ramírez Castellanos.