• Se puede visualizar desde los diversos espacios en donde las mujeres están insertas

La directora general del Instituto para la Mujer Nayarita (INMUNAY), Lourdes Josefina Mercado Soto, asentó que el impacto que esta pandemia ha ocasionado en las mujeres, se puede visualizar desde los diversos espacios en donde las mujeres están insertas.

La titular del Inmunay indicó que, ante las medidas de confinamiento, las mujeres han visto aumentada su carga de trabajo, al asumir también las labores de cuidado de menores y su apoyo en el estudio ante el cierre de los centros educativos. Agregó, que es una realidad el aumento en el trabajo doméstico y el cuidado de hijas e hijos, parientes ancianos y familiares enfermos, debido a la carga y distribución inequitativa que existe en la sociedad y que, en esta crisis sanitaria, ha sido más visible que nunca.

Asimismo, dijo que otros impactos son en el área de la salud, puesto que se frenan de acercarse a las instituciones a solicitar servicios de salud sexual y reproductiva, lo cual puede derivar en un aumento de embarazos no deseados; en el estrés que genera el compartir la vida privada y pública y sobre todo, la violencia de género que, según datos de la ONU, una de cada cinco mujeres fue víctima de violencia en el último año y muchas de ellas ahora están atrapadas en sus casas con sus verdugos. A mayor exposición, mayor violencia.

Mercado Soto, añadió que las mujeres violentadas sufren más control por parte de sus compañeros abusadores, y, por el confinamiento pierden sus redes de apoyo, como pudieran ser las compañeras de trabajo, las mamás de la escuela de sus hijas e hijos, las vecinas, etc.

Por último, indicó que, la convivencia forzada con los compañeros, maridos e hijos maltratadores en este confinamiento hace que las mujeres desistan de llamar o acudir en persona a la policía o ante la instancia correspondiente. Invitó a todas aquellas mujeres que requieran de atención psicológica y legal, a llamar a los números del Inmunay, en donde la atención sigue activa de manera permanente, así como en las unidades PAIMEF que operan en 10 municipios.

Los números a los que se pueden comunicar son el 311 217 65 15, 311 256 21 01 y 311 143 29 53.