Como inicio de los trabajos anuales en torno al Plan de Salvaguarda de la Gastronomía Nacional, decretada en 2010 por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se inauguró en Zapopan la VIII Reunión Nacional de Información sobre la Cocina Tradicional Mexicana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

“(Zapopan) es un Municipio que actualmente ha trabajado mucho con la UNESCO sobre como posicionar el patrimonio y la creatividad para el desarrollo local, es también un lugar muy importante para el patrimonio cultural inmaterial porque es donde se desarrolla una expresión inmaterial muy importante que fue reconocida por la UNESCO en 2018, que es La Romería, y yo creo que no es casualidad si celebramos la inauguración de este gran evento sobre la cocina tradicional mexicana en Zapopan”, explicó Frédéric Vacheron, representante de la UNESCO en México.

Destacó que la cocina tradicional mexicana ha sido reconocida por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la humanidad 2010, hasta la fecha la única en el mundo con este reconocimiento.

“(La cocina tradicional) permite ser, además de su valor simbólico y de su valor de identidad para todo el pueblo mexicano, una extraordinaria oportunidad de desarrollo local, social, económico, porque a partir de la cocina de desarrolla proyecto turístico, es una marca país y es también ayudar a las cocineras tradicionales”, agregó.

“Es importante que Zapopan sea la sede porque es un municipio que tiene un fuerte impulso económico pero que, sin embargo, no quiere perder su identidad cultural (…) La comida es de todos y es una herramienta de inclusión social extraordinaria”, enfatizó Frédéric Vacheron.

Juan José Frangie Saade, Jefe de Gabinete Municipal, en representación del Alcalde Pablo Lemus, señaló que uno de los principales pilares de la Administración es el brindar mejores condiciones de empleo y fortalecer a nuevos negocios, en especial los enfocados al sector gastronómico.

“La mano de obra que genera la gastronomía es altísima, pero aparte de eso está (todo el talento de) las manos de las cocineras y cocineros”, afirmó.

Zapopan suma a esta diversidad característica de la cocina mexicana al contar con espacios y celebraciones destinadas a productos como el maíz, con la Feria del Elote que se celebra cada año en Tesistán, así como el nopal, tunas y pitayas.

En este evento participarán más de 10 cocineras y cocineros tradicionales, así como más de 60 delegados a nivel nacional e internacional para intercambiar avances en torno al rescate y promoción de este bien identitario, así como presentar el estado que guardan las cocinas regionales y locales y redactan el informe periódico que debe entregarse ante la UNESCO.

Además, en el marco de estas actividades se tendrá un panel sobre planes de salvaguardia de los bienes patrimoniales de Jalisco como el paisaje agavero, mariachi y la Romería de la Virgen de Zapopan.

Este evento conglomera los esfuerzos del Gobierno de Jalisco, a través de la Secretaría de Turismo, y del Gobierno Municipal de Zapopan a través de las Direcciones de Cultura, Turismo y Centro Histórico, así como del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana (CCGM).

A la par de los talleres y conferencias, así como la elaboración del informe anual, se realizará una muestra gastronómica y venta de productos y artesanías del Mercado de Sabores de Jalisco A.C. en la explanada del Centro Cultural Constitución, donde el objetivo es representar a las 12 regiones de Jalisco con texturas, colores y sabores.Durante la ceremonia de inauguración estuvieron presentes German Ernesto Ralis Cumplido, Secretaria de Turismo de Gobierno del Estado; Gloria López Morales, Presidenta del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana (CCGM), entre otras personalidades y funcionarios del Gobierno de Zapopan.