• No existe una cultura de la legalidad en medios digitales, manifestó la directora del Inmunay Lourdes Josefina Mercado Soto

Tepic, Nayarit; 28 de junio de 2019. En el marco de la Primera Jornada de Educación y Prevención de la violencia digital en Nayarit, el Instituto para la Mujer Nayarita (INMUNAY), en coordinación con el Instituto Nayarita de la Juventud (INJUVE), el colectivo Kybernus, la organización Defensoras Digitales.org y el Frente Nacional para la Sororidad, llevaron a cabo el taller “Cultura Digital ¿cómo actuar ante un caso de violencia digital?”, impartido por Olimpia Coral Melo, activista y presidenta del Frente para la Sororidad, a nivel nacional.

La directora general del Inmunay, Lourdes Josefina Mercado Soto, en el acto de apertura mencionó que en el momento actual, la violencia digital es una realidad, y que, al igual que los otros tipos de violencia, ha trastocado todos los espacios de la vida social y familiar, y las redes sociales no son la excepción.

Agregó, que las estadísticas señalan que más del 80 por ciento de las víctimas de este tipo de violencia, son mujeres. Destacó la importancia de que se visibilice este tema, pues no existe una cultura de la legalidad en medios digitales, bajo la falsa idea de que lo virtual no daña y existe una especie de ceguera, sobre todo de género, al daño que ocasiona en la integridad y dignidad de las personas, sobre todo de las mujeres.

Asimismo, la titular del Inmunay estableció que la violencia se ha naturalizado de tal manera, que culpabiliza a las mujeres de manera inmediata y las castiga, y si aparte las imágenes, las burlas, las etiquetas, se hacen a partir de contenidos que se comparten, entonces crece el daño y la violencia, porque además, en su mayoría, los contenidos los distribuyen las parejas de las mujeres, ya sea el novio, ex novio, esposo o ex pareja.

Por su parte, Olympia Melo Cruz, iniciadora de la llamada Ley Olympia -la cual ya se ha incorporado en los códigos penales de ocho estados-, indicó que la violencia digital, se define como la acción u omisión que se comete a través de los espacios digitales, que daña la dignidad, y que son conductas de violencia de género que se ejercen a través de las nuevas tecnologías, internet o redes sociales. Añadió, que las mujeres entre 18 y 30 años son las más vulnerables en losespacios digitales y representan el 87.2 por ciento de las víctimas según el informe en Línea Contra las Mujeres 2017.

Melo Cruz asentó que existe una cadena de producción de contenidos sexuales cibernéticos, que van desde quién produce el contenido, quién lo hace público, quién lo sube a la web y quién lo baja de la web, lo solicita o lo distribuye abiertamente. En este taller, se mencionó la ruta de acción para quienes son víctimas de violencia digital, así como la información pertinente para que pueda reconocerse cuando alguien sufre de este tipo de violencia o está siendo cómplice.