Guadalajara festejó el 477 aniversario de su fundación con una serie de eventos en el corazón de la Ciudad.

Las actividades conmemorativas, encabezadas por el Presidente municipal, Ismael Del Toro Castro, comenzaron en la Plaza Fundadores en donde se montaron guardias de honor a Beatriz Hernández, quien dio pie a la fundación definitiva de Guadalajara, y a Miguel de Ibarra, primer alcalde tapatío.

En su discurso con motivo de los festejos, el Presidente tapatío hizo alusión a los rasgos de la capital de Jalisco:

“Guadalajara ha cambiado en muchas formas, pero siempre ha sido la ciudad de clima agradable y de gran belleza, características por la que es conocida como la Ciudad de las Rosas, y por las que el escritor y gobernador Agustín Yáñez la llamó La clara ciudad”.

Tras entonar “Las mañanitas”, las autoridades y la ciudadanía tapatía disfrutaron los tradicionales panes conocidos como “picones” y chocolate caliente.

Al filo del mediodía, se desarrolló una Sesión Solemne con motivo del 477 aniversario de la ciudad, en la que el Ayuntamiento tapatío otorgó el Premio “Ciudad de Guadalajara” a Guadalupe Mercedes Medina Alatriste, por su valiosa contribución a la promoción y rescate de la música tradicional del país, especialmente la jalisciense.

“A nombre de Guadalajara, recibe nuestro reconocimiento y agradecimiento por tu loable labor y dedicación, por tu valiosa contribución a la conservación de la identidad tapatía y tu vasta y genuina obra que ha llevado más allá de nuestras fronteras, la riqueza histórica y cultural de nuestra tierra”, expresó el Presidente Municipal, Ismael Del Toro Castro.

Agregó que con el ejemplo de la homenajeada, se deja claro que hay muchas formas de celebrar a la ciudad, que cruza las fronteras del tiempo y la distancia, “haciendo valer sus tradiciones, disfrutando su música, saboreando sus platillos, disfrutando sus plazas y sus espacios mas emblemáticos”.

El primer edil añadió que la ciudad ha experimentado grandes cambios, desafíos:

“Hoy estamos convencidos de la importancia de que las tapatías y los tapatías recuperen y hagan suyo el espacio público, es por ello que nuestro trabajo está enfocado en crear, mantener y dotar de contenido cultural, deportivo y lúdico a los espacios públicos, y estamos apostando por recuperar y fortalecer nuestro sentido de comunidad para lograr así que nuestra ciudad siga siendo entrañable, cálida, hospitalaria y, sobre todo, cercana, cuidando todas y todos, la casa común que nuestros fundadores nos otorgaron hace 477 años”.

Ante integrantes de los tres poderes del estado y autoridades militares, Del Toro Castro reiteró su compromiso y el de su gobierno de trabajar sin descanso para que la ciudad conserve su esplendor y calidad de vida, y que los niños y niñas crezcan con oportunidades estudio y actividades para su desarrollo.

Por su parte, el secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, reconoció que el municipio enfrenta retos, pero su perseverancia ha permitido conservar una ciudad hospitalaria, intelectual, cultural y social; resaltó el legado de dos grandes personajes en la historia de la capital tapatía: Fray Antonio Alcalde y Barriga, de quien subrayó su generosidad y visión de futuro; y del político Valentín Gómez Farías, quien fuera cinco veces presidente de la República e hiciera grandes obras para el desarrollo de Guadalajara.