“Yo tengo la fortuna de que lo más importante no solo eran las cartas, en mi casa vivía quien entregaba las cartas. Yo veía como le ponía amor a su trabajo; en las cartas vivimos alegrías y tristezas, en las cartas crecimos como familia y en las cartas está la historia del Vallarta de mis amores”.

Con esas palabras y evocando la memoria de su padre Arturo Dávalos Ponce, quien fue cartero durante 42 años, el alcalde Arturo Dávalos Peña, elogió el esfuerzo y entrega de quienes hoy se dedican a esta noble profesión que se mantiene activa, a pesar de los avances tecnológicos, los medios electrónicos y las redes sociales.

En el marco del centenario de Puerto Vallarta, dijo que ser cartero es un oficio con una historia que se remonta “hasta aquellas caminatas para entregar la correspondencia que llegaba a la Comisaría de Las Peñas, su caserío y rancherías circunvecinas”, que le hizo recordar a varios trabajadores postales que, como su padre, entregaron su vida a esta labor.

Mencionó que hace 104 años se inauguró la primera Agencia Postal, ubicada en la calle de Hidalgo y Libertad, cuatro años antes de que se creara el municipio de Puerto Vallarta, “su trabajo fue clave en el origen de este destino turístico de primer mundo que hoy vivimos y compartimos con millones de turistas”.

Y agregó que aunque la forma de comunicarse hoy en día se ha transformado con las herramientas digitales, “los trabajadores postales son historia viva que se adapta y no pierde su esencia, a pesar de los avances tecnológicos, de observar como las tendencias mundiales nos empujan a ser ciudades inteligentes, destinos turísticos tecnificados, combinar la modernidad con nuestras raíces nos hará una ciudad más atractiva”.

Enfatizó que Puerto Vallarta es una ciudad de enormes tradiciones, con un bagaje cultural importante, que cuenta con cuatro oficinas postales que dan servicio a la región y que “son herencia del trabajo de personas que entregaron su vida a esta actividad”, el cual se ve reflejado en el excelente desempeño que realizan Marco Antonio Mariscal Castillón, Doroteo Padilla García y Jesús Amador Robles Ibarra, quienes fueron reconocidos por el Ayuntamiento, por sus años de servicio y entrega.

A nombre de los trabajadores postales y carteros jubilados, el señor Joel Ramos, administrador de la oficina de Correos en el puerto, agradeció al primer edil este noble gesto como reconocimiento a su labor.

“Yo sé que usted, al igual que nosotros, siente el oficio de cartero muy cercano gracias a su padre, Don Arturo Dávalos, que en paz descanse. Este día nos llena mucho el corazón porque este bonito oficio cada vez sufre más los avances de la tecnología y aunque no nos rendimos, quisiera invitarlos a no dejarlo morir; de vez en cuando manden una carta o un paquete a un ser querido. Les aseguro que el sentimiento que llevará esta acción se los agradecerán para siempre”, expresó.

Y así, en el marco de este evento y en pleno acto, el alcalde Arturo Dávalos, recibió cartas de su esposa e hijas que le entregó en sus manos uno de los trabajadores postales.

El primer edil estuvo acompañado en el presídium por el regidor presidente de la comisión edilicia de Cultura, Luis Alberto Michel; los administradores de la oficina de Correos del Centro, Joel Ramos y Alejandro Pérez Escroto, de El Pitillal, así como la titular del Instituto Vallartense de Cultura, Marina de los Santos.

Estuvieron también regidores, síndico, secretario general y funcionarios del Ayuntamiento, así como estudiantes de la escuela Agustín Flores Contreras.