Enrique Vázquez

Para nadie es un misterio, que el primer pensamiento que viene a la mente de las personas cuando se les pregunta sobre el sector salud, sus implicaciones y problemas, es en la gran mayoría de ocasiones la imagen de un doctor de ese personaje con bata y un estetoscopio listo para diagnosticar algún problema, sin embargo mientras que los doctores son la pieza visible del sector salud no menos cierto es que las enfermeras y enfermeros que a diario prestan sus servicios son la base y cimiento de la atención médica, sin su invaluable participación difícilmente podríamos nosotros o nuestros familiares salir adelante en los momentos difíciles de enfermedad, el constante monitoreo, las interminables rondas para chequeo, los primeros auxilios y el resto de trascendentales funciones que el cuerpo de enfermeros y enfermeras tiene, sencillamente no puede ponerse un precio o un valor.

Hace algunos días el gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, rindió un muy merecido homenaje a las enfermeras del estado, si bien el motivo principal fue el éxito rotundo que presentó la Semana Nacional de Vacunación gracias a la incansable labor de las brigadas de enfermeras y enfermeros, el reconocimiento se puede extender a todas las personas que realizan esta labor, respecto a esta primera campaña nacional, el gobernador destacó que se realizaron 579 mil 353 acciones, entre vacunación, distribución de electrolitos orales y mensajes sobre infecciones respiratorias agudas y enfermedades diarréicas a las madres de los menores de 5 años de edad, logrando incluso superar en un 3% la meta programada.

El evento se realizó en las instalaciones del Museo ‘Emilia Ortiz’, lugar donde el gobernador se comprometió a gestionar más recursos para el sector y a entregar estímulos económicos a quienes sobresalen ordinariamente en su labor profesional, aunque poniéndolo en perspectiva será una tarea difícil, en el entendido de que la labor de los enfermeros y enfermeras es por sí sola sobresaliente, pero veremos en el futuro próximo como se desarrolla este significativo compromiso.

Quizá a algunos podrá no parece tan importante la labor que desempeñan esos ángeles, sin embargo para quienes desafortunadamente tenemos un familiar o un conocido enfermo, conocemos la invaluable labor que realizan para que nuestros familiares puedan librar el periodo de recuperación o de crisis según sea el caso, yo en lo personal me sumo enérgicamente al reconocimiento hecho por el gobernador y les pido únicamente que sigan realizando con mucho ánimo esta loable profesión, los necesitamos.