Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Meta

shadow

Columna – En Defensa de la Razón

Comienza a materializarse el Canal Centenario

Luis Enrique Vázquez

En los próximos días los múltiples anuncios y eventos relacionados al Canal Centenario cobrarán un mayor sentido de realidad, pues comenzará formalmente el proceso legal que dará vida a la mega obra del Gobierno de Roberto Sandoval y que según las previsiones traerá inmensos beneficios a los agricultores nayaritas, triplicando su capacidad productiva y con ello sus ingresos. Según lo informó personalmente el Delegado Federal de la CONAGUA, Hugo Villagrán Bernal, la dependencia ya dispone en sus cuentas bancarias recursos que ascienden a un monto de 1100 millones, listos para ejercerse en las primeras etapas del proyecto, pendiente únicamente licitar los trabajos a las empresas con las mejores ofertas técnicas y económicas, pudiendo ser incluso firmas internacionales siempre y cuando estas contraten en su mayoría a personal Nayarita.

El pasado miércoles 7 de mayo, el siempre atento Delegado tuvo a bien invitar a los medios de comunicación a una rueda de prensa donde se dieron a conocer, los beneficios de un nuevo decreto firmado por el Presidente Enrique Peña Nieto, por el cual se otorgan facilidades para que los dueños de concesiones sobre las aguas nacionales, superficiales y subterráneas regularicen su situación pues muchos de estos permisos se encuentran vencidos y sin los datos actualizados le es imposible a la CONAGUA administrar certeramente nuestros recursos naturales, dejando a disposición toda la información pertinente en las oficias de la delegación el delegado agregó que a partir del primero de enero de 2015, todas las concesiones que no fueron renovadas en tiempo y forma serán canceladas sin derecho a prorroga en segundo termino el Delegado Hugo Villagrán, procedió a detallar los primeros trabajos que se llevarán a cabo en el canal centenario.

Al respecto, el delegado ilustró con varias diapositivas la ruta que tendrán los 60 kilómetros del Canal Centenario y las tres etapas en las que será construido. La primera etapa que iniciará trabajos en las próximas semanas y consistirá en una ampliación y modernización de un canal de riego ya existente, elevando sus capacidades hasta los 60 metros cúbicos de agua por segundo suficientes para dar abasto a las casi 50 mil hectáreas a beneficiar, adicional a la ampliación del canal principal, se crearan canales de riego y de drenaje por todas las parcelas, pues como puntualizó el arquitecto Hugo Villagrán uno de los grandes problemas del campo nayarita es que en ocasiones la abundancia de agua resulta negativa cuando durante los fuertes temporales de lluvia los cultivos se inundan y echan a perder las cosechas.

Esta primera etapa tendrá un costo aproximado de 560 millones de pesos por lo que habrá aun recursos suficientes para iniciar los trabajos de la segunda etapa del canal, y aunque estos no serán suficientes para terminar las dos primeras etapas, si significaran en su conjunto un avance importante en el magno proyecto. Un aspecto curioso que no había quedado claro en los eventos y comunicados previos, era el como funcionaría el canal centenario, de donde se abastece de agua, como lograría en tiempos de sequia seguir proveyendo de agua a las tierras nayaritas, con lujo de detalle el Delegado respondió a este cuestionamiento concretamente, gracias a las presas posicionadas a lo largo del cause del rio grande de Santiago el abasto esta más que asegurado y el canal centenario pasa a convertirse en una desembocadura más de este caudaloso rio.

En un lapso concreto, el Delegado abordo ambos temas dejando mucho más claro como y por donde la obra insignia del gobierno de Roberto Sandoval, operara en beneficio de los nayaritas, estamos a unas semanas de que inicien los trabajos de construcción y por lo que adelanto el funcionario, este mismo año veremos iniciar la segunda etapa, así que de no ocurrir muchos contratiempos, pronto sentiremos los beneficios.

shadow

Columna – En defensa de la razón

¿Cambiar el salario mínimo realmente nos beneficiaría?

Luis Enrique Vázquez 

El tema del salario mínimo ha generado una extensa discusión y expectación tanto en redes sociales como en los medios locales y nacionales, con justa razón cabe añadir, el sólo concepto del ínfimo salario que reciben una buena parte de los mexicanos es una afrenta para la sociedad misma que permite la injusticia, pero donde si guardo mis dudas es, si el mover el marcador del salario mínimo realmente solucionaría las cosas, creo realmente que existen muchas más probabilidades de que un cambio cualquiera que sea en el salario mínimo pudiera resultar negativo para la sociedad y para la economía mexicana.

En primer lugar, en tratándose de un tema que a la totalidad de los ciudadanos nos involucra y perjudica, es que la gran mayoría de multas y sanciones administrativas y penales están medidas precisamente en Salarios Mínimos por lo que una variación resultaría necesariamente en un aumento sustancial en los montos que tenemos que pagar los ciudadanos por incumplir una ley, difícilmente creo que el Congreso de la Unión, tenga la capacidad para cambiar todas y cada una de las disposiciones que regulan con salarios mínimos. 

En segundo término, en un plano igual de real y de inmediato, los activistas de un cambio al salario mínimo olvidan tal vez, que tanto inversiones como algunos créditos bancarios están medidos o se rigen por los salarios mínimos y aunque posiblemente las instituciones bancarias tengan una capacidad de reacción más real en cuanto a una modificación a este monto base, la realidad es que el sólo cambio si representa un cambio pues más de algún individuo encontrará la forma de aprovechar la situación y realizar movimientos extraños en su beneficio, el sistema financiero y económico del país es realmente delicado y cualquier cambio sustancial bien puede llevarlo a la lona.

En tercer lugar todavía en los resultados reales y tangibles, creo que quienes impulsan este cambio han dejado de lado que realmente la mayoría de la población no mide sus percepciones en salarios mínimos, es decir un numero enorme de personas reciben simplemente X cantidad diaria o mensual por sus trabajos y un cambio en el salario mínimo sólo les generaría perjuicios puesto que su sueldo no se va incrementar sólo porque unos trajeados en México les parecía buena idea cambiar un paradigma tan fuerte como el salario mínimo, por el contrario el sueldo será el mismo pero comprar bienes y servicios si será más caro para poder ajustarse a los movimientos inflacionarios. Desconozco realmente, el número real de personas que perciben un salario mínimo al día pero me queda claro que hay muchas personas que perciben menos de un salario mínimo a quienes no les servirá de nada este cambio.

Así mismo, alguien debería recordarle a los justicieros sociales que pretenden hacer esta modificación, que la inmensa mayoría de personas por razones extra legales, se encuentran dadas de alta en cuanto a sus prestaciones de seguridad social con un salario mínimo y aun para quienes no perciben ante el IMSS o el INFONAVIT un salario mínimo, la modificación de este indicador, representaría un mayor ingreso que dudo mucho podrán costear las ya de por si quebradas bolsas de pensiones.

Ya en el plano más hipotético, quien asegura que no intentará una gran cantidad de trabajadores vivales hacerse de beneficios mayores, demandando un incremento igual de salario, puesto que si hoy reciben X cantidad de salarios mínimos, deben continuar recibiendo tales percepciones y no limitarse a la cantidad digamos real en pesos. Los abogados han encontrado una forma curiosa de interpretar siempre las legislaciones para encontrar siempre el mayor beneficio para el cliente y no veo como no pudieran intentar una acción de este tipo.

La realidad es que el argumento es valido, les concedo que el salario mínimo sea inconstitucional por no cumplir su objetivo, pero siquiera la idea de modificarlo debiera de hacer temblar las mentes de muchos en lugar de vibrar en la misma sintonía, un cambio a este indicador básico pudiera resultar más bien catastrófico que benéfico, pues el salario mínimo es más un indicador económico como la inflación que un parámetro real para medir el ingreso de las familias, por lo visto la pifia del Sr. Cordero y su presupuesto opulento de 6000 pesos al mes, no fue suficiente, después de ganarle la presidencia del partido, el Sr. Madero viene por una segunda ronda y esta vez parece no quiere que quede como un chusco discurso.