Es innegable que hay avances en materia de seguridad, Nayarit se ubica entre los primeros lugares nacionales en percepción de seguridad, cuando hace apenas unos años estaba secuestrado por la violencia y la inseguridad.

Sin embargo, para la reconstrucción del tejido social que devuelva al pueblo la tranquilidad, seguridad y confianza en los Poderes públicos, es de vital importancia definir mecanismos y acciones concretas tangibles que permitan medir los resultados en corto plazo, con relación a las políticas públicas que en materia de seguridad pública habrán de implementarse para garantizar su éxito y cumplimiento de metas y objetivos preciso, “Debemos Seguir trabajando en que se logre garantizar plenamente el derecho a la seguridad, debemos de cuidar y proteger a los más vulnerables e indefensos: a las niñas, niños, a las mujeres, a quienes menos recursos poseen, conlleva la supervisión y vigilancia del ejercicio de los recursos públicos y cómo los operan los responsables” advirtió el diputado Luis Enrique Miramontes en el marco de la glosa del IV informe de gobierno.

Cumplir con la encomienda en el servicio público, no solamente significa solidarizarse con las víctimas de delitos, sino ofrecer respuestas claras y resultados contundentes a la ciudadanía que espera una Transformación, “Compañeras diputadas y diputados,  es nuestro deber como representantes y voz del pueblo nayarita, hacer lo que esté a nuestro alcance para salvaguardar su integridad personal, preservar el orden y la paz públicos; deberemos legislar de manera eficiente para que nuestras normas están actualizadas y permitan la prevención de los delitos, concluyo el legislador de Morena.