El Gobierno de Guadalajara, a través de la Dirección de Tianguis y Comercio en Espacios Abiertos, así como de la Dirección de Inspección y Vigilancia, con apoyo de la Policía tapatía, implementó un operativo para inhibir la instalación de vendedores que pretendían ampliar la extensión del tianguis San Juan Bosco, utilizando espacios no autorizados.

Es importante señalar que actualmente el tianguis de San Juan Bosco, ubicado en la calle Ignacio Machain, de República a Pablo Valdés, no tiene vacantes disponibles debido a que todo su metraje ya cuenta con un titular debidamente empadronado para realizar exclusivamente las actividades permitidas conforme al reglamento.

Juan Carlos Gómez Velázquez, titular de la Dirección de Tianguis y Comercio en Espacios Abiertos, informó que en semanas anteriores, grupos de comerciantes han solicitado la extensión de este tianguis, una cuadra más, hasta la calle de Manuel Payno, misma que no ha sido autorizada. Expuso que “hay una propuesta de regidores para tratar de regularizar las zonas que no están debidamente empadronadas o habilitadas porque hay actividad comercial en los tianguis, sin embargo en esta situación apenas estaba el trabajo de socialización”.

El funcionario tapatío dio a conocer que “este operativo arrancó desde el día sábado donde hemos recibido muy buena respuesta, o sea, no ha habido ningún tipo de roce. La verdad es que el comerciante entendió que es una zona que no está permitida y que es una zona que está en un proceso de socialización con los vecinos para analizar la viabilidad de su petición”.

Gómez Velázquez destacó que el Presidente municipal interino, Eduardo Fabián Martínez Lomelí, ha instruido apoyar al comercio, siempre y cuando se mantenga dentro del orden jurídico y de los límites permitidos para ello, sin afectar a terceros.