El alcalde Jaime Cuevas Tello de Bahía de Banderas y varios ex presidentes municipales como Crescenciano “Chanito” Flores Alvarado, confían en que con las gestiones del gobernador electo, Miguel Ángel Navarro Quintero –quien conoce el urgente proyecto–, podrán reactivarse los recursos para levantar la obra

Por EZEQUIEL PARRA ALTAMIRANO

SE TRATA DE una obra que conectará entre sí a Bahía de Banderas y Puerto Vallarta, cuyo intenso tráfico agobia ya a los choferes de autobuses de servicio urbano y automovilistas en general. Ya se habían radicado los recursos federales necesarios, por un monto de 528 millones de pesos, a los cuales Jalisco y Nayarit deberían sumarle cada uno 66 millones de pesos, pero en tanto el mandatario estatal nayarita Antonio Echevarría García no pudo aportar la cantidad por la crisis financiera que ha padecido su administración, el de Jalisco simplemente se lavó las manos y los recursos federales se regresaron de donde provenían.

Sin embargo, por la importancia que representa este Puente Federaciones para armonizar la economía de ambos municipios y agilizar el transporte de personal que labora en los muchos desarrollos turísticos, personajes como Crescenciano “Chanito” Flores Alvarado, primer presidente municipal histórico de Bahía de Banderas (1990 – 1993) se han sumado a las muchas voces que demandan la urgente construcción del puente, cuya inversión ahora sería de unos 700 millones de pesos.

El alcalde Jaime Alonso Cuevas Tello ha sido el principal promotor de la necesaria obra, a quien ahora se le suman sus compañeros ex presidentes municipales para confiar en las gestiones del gobernador electo de la entidad, doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, cuya cercana amistad con el presidente Andrés Manuel López Obrador podrá reemprender la gestión del proyecto gracias a la autorización de los recursos necesarios y la aportación correspondiente de los gobiernos estatales de Jalisco y Nayarit.

LA VISITA DE ECHEVARRÍA

En el año de 2020, durante una de sus giras de trabajo realizada por el gobernador nayarita Antonio Echevarría García, visitó el lugar donde se construirá el Puente Federaciones sobre el río Ameca, obra que comunicará a los habitantes de las comunidades de Nayarit y Jalisco.

Este puente, se dijo en aquella ocasión, es una de las prioridades dentro de la conurbación entre Bahía de Banderas y Puerto Vallarta, en virtud de que actualmente hay sólo una vía existente que no tiene el nivel necesario para una zona como esta, con un gran potencial turístico.

En aquella ocasión, Echevarría García estuvo acompañado por del alcalde Cuevas Tello, los secretarios de Seguridad Pública, de Planeación, y de Obras Públicas, así como la directora de la Comisión Estatal del Agua.

Además de este proyecto, se habló de la necesidad de invertir en diversas obras más, como la reubicación del patio de maniobras del ferrocarril en Tepic, la culminación de las obras del Hospital de la Mujer, un nuevo centro penitenciario, puentes y caminos, de las cuales ninguna de ellas se pudo lograr, solamente la construcción de un nuevo CREE por el Boulevard Colosio, gracias a las gestiones de la diputada federal Martha Elena García de Echevarría, madre del mandatario estatal saliente.

Además se proyectaron la perforación de nuevos pozos y acueductos para el abastecimiento de agua potable, así como la construcción de plantas de tratamiento y la rehabilitación del Teatro del Pueblo Alí Chumacero, entre otros proyectos que si bien se entregaron en las diversas dependencias del Gobierno de México en espera de recursos para su ejecución, tampoco se cristalizaron por falta de recursos por una parte, amén de que la gestión fue de solamente cuatro años, para dar pie al ajuste de las elecciones locales, para empatarse con las federales, como así ocurrió.

NEGABAN QUE EL PROYECTO HUBIESE SIDO ABANDONADO

Por otra parte, el martes 08 de diciembre del 2020 el proyecto de construcción del Puente Federaciones seguía su marcha y entonces se dijo que para febrero habría información sobre la obra.

Así lo dijo la Diputada Federal Mirtha Villalvazo Amaya, al negar que la obra haya sido abandonada por el gobierno de la 4T.

La representante del Distrito III dio a conocer que en reuniones con el Secretario de Hacienda había dejado claro que como recurso etiquetado no podía desaparecer como lo venían comentando y el hecho de que el proyecto estuviera en un fideicomiso eso tampoco implicaba su desaparición.

Ante tal situación, la legisladora federal tenía conocimiento de que el proyecto vehicular permanecía vigente y para los primeros meses del 2021 podrán darse a conocer montos y fechas de su ejecución.

“Estuve la semana pasada aquí viendo el lugar, ese proyecto se ejecutará”, adelantó la legisladora nayarita, aunque por diversas cuestiones alusivas a las imprecisiones de la misma conurbación Vallarta – Bahía de Banderas, la obra ha quedado pendiente en su conclusión.

Sobre ella hay avances carreteros en ambos lados del río Ameca, sin embargo aún quedan tramos por construir y en efecto el mismo puente, que es la obra que requiere mayor inversión federal y de los gobiernos estatales de Jalisco y Nayarit.

Su relevancia estriba en ser un tramo vial que desahogaría el aforo vehicular de la zona centro Valle hacia Puerto Vallarta y viceversa, liberando así carga vehicular de la carretera 200 y el puente Ameca.

GOBERNADOR AEG SEGUÍA CON SUS GESTIONES

En otra de sus visitas a Bahía de Banderas, el gobernador Echevarría García informó que venía insistiendo en la construcción del Puente Federaciones.

Recordó que tres semanas antes había recibido la visita del Secretario de Hacienda federal y juntos recorrieron el lugar.

“Me dijo: Toño, esto lo tenemos que sacar, incluso hizo un twitter de su cuenta personal donde dice que ese puente se tiene que terminar. Vamos a seguir gestionando, para que sea una realidad, porque ya urge”, destacó Echevarría.

En su gira con el entonces secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez, le explicó que “urgía mucho este puente, por los temas turísticos y comerciales, y vamos a seguir gestionando… no sé si se hará siendo todavía yo gobernador, eso no importa, lo que queremos es que sea quien sea el próximo gobernador, pero que se haga por lo necesario que resulta la obra”.

MÁS GESTIONES

Cabe señalar que la diputada federal por el V Distrito con cabecera en Puerto Vallarta, Lorena Jiménez Andrade, informó que Álvaro Lomelí, coordinador general de Desarrollo Metropolitano y Movilidad de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, SEDATU, le indicó que el Gobierno de Nayarit en su momento tuvo los recursos pero no los ejerció.

Con documentos en mano, indicó las razones por las que no se ha concretado esta obra sobre el río Ameca, aprobada el 11 de junio del 2019 por el Consejo para el Desarrollo Metropolitano de Puerto Vallarta-Bahía de Banderas, mismo que después fue también avalado por la Secretaría de Hacienda.

LA RISA DE ECHEVARRÍA

La maestra Lorena Jiménez señaló que ese mismo año transfirieron los recursos federales al Gobierno de Nayarit, por un monto de 528 millones de pesos, a los cuales Jalisco y Nayarit deberían sumarle cada uno 66 millones de pesos.

Sin embargo, el Ejecutivo nayarita no ejerció el recurso por considerar cambios al proyecto -aunque en realidad fue por la falta del dinero suficiente -, y además para dar garantía de cumplimiento a los lineamientos establecidos por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, luego entonces, al final del 2019 fueron requeridos por el Gobierno Federal, y tuvieron que devolverlos.

Al preguntarle al gobernador Echeverría sobre esta situación investigada por la legisladora, se rio y expresó: “Bueno, andan en grilla, hay que escucharlos”, y miró para otro lado.

SEDATU RESPALDA LA OBRA

También estuvo en Bahía de Banderas Daniel Fajardo, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, quien indicó que lo del puente no es un recurso ni programa de la SEDATU, y pese a lo dicho por la diputada Jiménez, sólo señaló que hubo un desistimiento ante el Fondo Metropolitano.

“No es una obra que le toque a la SEDATU hacer, es más bien alguna otra dependencia, gestión ante las secretarías de Hacienda y de Comunicaciones y Transportes, nosotros como SEDATU vemos muy bien la obra, nos interesa porque comunica la zona metropolitana”, especificó.

El funcionario federal destacó la importancia del puente entre ambos municipios y estados: “Daría un incremento en la calidad de vida y movilidad de la población. A nosotros lo único que nos toca es seguir trabajando en que Bahía de Banderas y Puerto Vallarta, junto con el gobierno del Estado, trabajamos lo que llamamos el Consejo para el Desarrollo Metropolitano, que siga sesionando la Comisión de Ordenamiento Metropolitano y de ahí surjan este tipo de proyectos, de parte nuestra van a tener el respaldo”.

Puntualizó tener el conocimiento que ambos gobiernos estatales mantienen el interés, pero desconoce cómo va la gestión.

¿NO HABRÁ PUENTE?

Para el 30 octubre de 2020, la Diputada Federal de la bancada de Movimiento Ciudadano, Fabiola Loya, secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, adelantó a los vallartenses que se olviden de la terminación del Puente Federaciones, del Libramiento Carretero y lo peor, el mejoramiento de las calles, la dotación de agua y seguridad en el municipio.

Lo anterior, señaló, debido a la reducción de más de 9 mil millones de pesos del presupuesto federal destinado a Jalisco este 2021.

“El presupuesto para mejoramiento de calles, agua potable, el puente Federación, y el libramiento será de cero”, reiteró.

Informó que la Secretaría de Hacienda presentó una disminución de presupuesto sin precedentes de más 9 mil millones de pesos “y el impacto será negativo para todo el estado de Jalisco” y la legisladora nos dice dónde son los rubros que más van a impactar esta disminución del dinero.

Entre los más importantes, la salud, mujeres y niños con cáncer, y la educación que también viene en cero pesos.

Son 18 estados que fueron afectados con esta reducción de presupuesto y la diputada dice que estos estados (entre los que se encuentra Jalisco) van a ser seriamente afectados en el fortalecimiento de programas públicos como la seguridad pública, los sueldos y salarios de los trabajadores del estado. Y abundó:

“No saben para dónde se irán esos recursos, pero si saben que se están fortaleciendo programas que son prioritarios para el Gobierno Federal, pero no para la gente, como el Tren Maya”.

Dice que sólo se le mete dinero a la refinería de Dos Bocas, a pesar de la caída del petróleo en el mundo; dinero que se necesita inyectar a la inversión y creación de empleos, porque se siguen perdiendo puestos de trabajo por causa de la pandemia.

Enfática, la diputada dice que esta reducción del presupuesto es una decisión centralista y señala que esta es la peor versión del centralismo mexicano y no puede ser que un solo hombre tome las decisiones.

QUE NO SE ABANDONE EL PROYECTO, PIDE DIPUTADO 

Mientras tanto, el diputado federal de Movimiento Ciudadano, Héctor Pizano Ramos pidió que el gobierno federal no retire los recursos acordados para la construcción del Puente Federaciones que uniría a Puerto Vallarta y Bahía de Banderas.

La obra, que ahora costaría 700 millones de pesos, la federación pondría 542 MDP, mientras que Jalisco y Nayarit pondrían los 158 millones faltantes.

El legislador indicó que espera que la Secretaría de Hacienda dé información sobre el proyecto en los próximos 15 días.

Todo lo que de alguna forma se entiende con absoluta tristeza y desánimo, sin embargo la esperanza de los optimistas se nutre de los buenos ojos con que ve el proyecto el gobernador electo de Nayarit, doctor Miguel Ángel Navarro Quintero.