Guadalajara, Jalisco. 11 de agosto de 2021. 

 Con el objetivo de reforzar las acciones orientadas a disminuir el riesgo de contagios de Covid-19, el Gobierno de Guadalajara, en coordinación con comerciantes del Mercado de Abastos, supervisaron la operación de los filtros sanitarios instalados en este centro de distribución.
 
Durante la supervisión, el Presidente municipal interino de Guadalajara, Eduardo Fabián Martínez Lomelí, en compañía del Presidente de la Unión de Comerciantes del Mercado de Abastos (UCMA), Francisco Javier Zaragoza Lovera, recordó que “este mercado es el centro comercial más importante del occidente de México, y con esa trascendencia, con esa importancia, seguro aquí se alimenta, y, por supuesto, de aquí subsisten muchos comercios locales, los cuales son importantísimas fuentes de empleo hoy en medio de una emergencia sanitaria”.
 
El alcalde tapatío añadió que existen cuatro importantes puntos que deben cuidarse: garantizar la seguridad y la salud de los visitantes y quienes laboran al interior, que se cumplan las medidas sanitarias implementadas por la Mesa de Salud de Jalisco, la instalación de lavamanos portátiles y las labores de sanitización.
 
Por su parte, el presidente de la UCMA, Francisco Javier Zaragoza, afirmó que “hay un gran sentido de responsabilidad para con la sociedad y la salud de toda la comunidad; los comerciantes somos los primeros interesados en que este sea un mercado seguro para todos nuestros visitantes”, y agradeció al Gobierno de Guadalajara el apoyo para la logística de estas labores.
 
Ratificó el compromiso de los comerciantes para garantizar el suministro de los productos básicos para los tapatíos.
 
El reforzamiento de las acciones preventivas en el Mercado de Abastos inició el 10 de agosto con la instalación de filtros sanitarios en lo que se toma la temperatura de los asistentes y se distribuye gel antibacterial. Además, se pusieron en marcha labores de limpieza y desinfección de calles.
 
De igual forma, se supervisa el cumplimiento de las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas, distribución del gel antibacterial, toma de temperatura y señalética y respeto de la “sana distancia”.