Guadalajara, Jalisco.
10 de junio de 2020

El Gobierno de Guadalajara trabaja permanentemente en el cuidado de la salud del personal tapatío. Para cumplir con este objetivo, desde el 13 de marzo, por instrucciones del Presidente municipal, Ismael Del Toro Castro, las y los trabajadores que pertenece a los grupos más vulnerables a contraer coronavirus, o que son padres o madres de familia con hijos pequeños, comenzaron a trabajar desde casa.

Para el caso del personal operativo o que labora bajo un esquema de guardias en oficinas municipales, se han adoptado todas las medidas sanitarias para evitar contagios.

Como parte de las acciones de prevención, se sanitizan áreas de trabajo, se distribuyen cubrebocas, caretas (a quienes tienen contacto directo con la ciudadanía) y se colocaron tapetes sanitizantes a la entrada de las oficinas; se realizan tomas de temperatura a quienes ingresan a inmuebles municipales y se cuenta con dispensadores de gel antibacterial. Además, permanece suspendido el registro con huella digital del inicio y fin de turnos, y ha sido sustituido por una lista que es llenada por una persona asignada en cada área.

El Jefe de Gabinete del ayuntamiento tapatío, Erik Tapia Ibarra, informa que en caso de que se presente una persona con síntomas de la enfermedad, se notifica a las autoridades sanitarias, se le realiza una prueba de detección y se procede a informarle que procede su aislamiento voluntario en casa por su seguridad y para evitar contagios.

Aunado a ello, se realiza un estudio de posibles contactos que haya tenido la persona que pueda resultar positiva, y a quienes estuvieron a menos de 1.5 metros de distancia, se les realizan pruebas de diagnóstico y se les recomienda el aislamiento.

De igual forma, en el caso de las personas que hayan tenido un contacto con un caso positivo, permanecen bajo seguimiento del personal de Servicios Médicos Municipales, y si transcurridos 14 días no presentan la enfermedad, regresan a sus áreas de trabajo.

Al momento se han presentado lamentablemente dos muertes que corresponden a casos sospechosos de COVID-19 y 37 contagios. Hay que señalar que una tercera parte de los pacientes detectados contrajeron la enfermedad en sitios distintos a su lugar de trabajo, ya que forman parte del funcionariado que labora desde casa.

Cabe aclarar que se descarta un “brote” de la enfermedad en algún área del ayuntamiento. Actualmente se encuentran laborando en distintas oficinas alrededor de nueve mil trabajadores.

El Gobierno de Guadalajara da puntual seguimiento a cada uno de los casos, con el propósito de brindar el acompañamiento médico de los pacientes.