Zapopan, Jalisco, jueves 9 de abril de 2020

Se apercibió verbalmente a los 32 locatarios del inmueble y se realizó una multa a la administración del Mercado del Mar por incumplimiento en las medidas de seguridad; en caso de reincidencia los locatarios serán acreedores a una sanción de 8 mil a 10 mil pesos

Se generó un cerco sanitario respetando la sana distancia al ingreso y al interior del inmueble, control de ingreso en grupos de 50 personas cada media hora, se repartieron alrededor de 900 cubrebocas y se intensificó la socialización y distribución de material informativo

Cada locatario es responsable de que las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades sean seguidas por sus trabajadores y clientes

Ante la falta de medidas de prevención e higiene estipuladas por el Gobierno de México ante la pandemia de coronavirus (Covid-19), la Dirección de Inspección y Vigilancia desplegó un dispositivo de supervisión en las instalaciones del Mercado del Mar.

Como resultado se apercibió verbalmente a los 32 locatarios del inmueble y se realizó una multa a la administración del Mercado del Mar por incumplimiento en las medidas de seguridad, cuyo monto será determinado por Jueces Calificadores.

En caso de reincidencia los locatarios serán acreedores a una sanción cuya cifra oscila entre 8 mil y 10 mil pesos.

“Lo que nos llamó la atención fue que no acataron los lineamientos y las recomendaciones que se les había dado con anterioridad (…) Cuando llegamos al lugar no contaban con ninguna de las medidas correspondientes: no tenían cerco sanitario, no estaban regulando que se respetara la sana distancia entre las personas, no había gel antibacterial. Entonces, tuvimos que entrar a la tarea de tratar de organizar”, explicó Tatiana Anaya Zúñiga, Directora de Inspección y Vigilancia.

Alrededor de las 11:00 horas un estado de fuerza de ocho inspectores, seis elementos de la Policía de Zapopan y una patrulla tomaron acción ante la aglomeración de personas en este espacio, donde destacó la presencia de familias, niños y niñas.

Se generó un cerco sanitario respetando la sana distancia al ingreso y al interior del mercado, se controló el ingreso en grupos de 50 personas cada media hora, se repartieron alrededor de 900 cubrebocas entre los asistentes, así como se intensificó la socialización y distribución de material informativo sobre las estipulaciones sanitarias con los locatarios y trabajadores.

Éstas son lavado constante de manos con agua y jabón, limpieza constante de los locales, contar con gel antibacterial en zonas comunes y comprometerse a cuidar que los clientes acaten estas medidas.

Cabe destacar que desde el 31 de marzo el Gobierno Municipal socializó estas medidas con la administración del mercado para su cumplimiento con especial énfasis del 9 al 12 de abril, esto es, Días Santos.

Es importante recordar que cada locatario es responsable de que las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades sean seguidas por sus trabajadores y clientes, de lo contrario, podrán ser sancionados por la autoridad municipal.

Anaya Zúñiga exhortó a la ciudadanía a cumplir con el decreto federal, quedarse en casa y procurar el consumo de alimentos en el hogar. En caso de requerir la compra de insumos, el llamado es que acuda una sola persona por familia, con tiempo, evitar llevar menores de edad, portar cubrebocas y uso constante de gel antibacterial.

“Nos encontramos que van familias completas, que aún y cuando no los dejáramos estar o ingresar a todos, pues buscan la manera de cómo burlar a los elementos de Seguridad Pública, a Inspección y Vigilancia, para entrar. Éste es un llamado de conciencia a la gente, que no es una Semana Mayor habitual, que están suspendidos los servicios religiosos porque estamos ante una pandemia a nivel mundial (…) donde ahorita la necesidad imperiosa es cuidar de la salud”, señaló.