Para garantizar la construcción de infraestructura social de primera calidad y espacios públicos dignos para los ciudadanos esta tarde el Pleno del Ayuntamiento de Zapopan aprobó, por mayoría, solicitar una línea de crédito al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), por 300 millones de pesos.

Esta acción responde al recorte de recursos de la Federación en los ramos 23 y 28, para 2020, y representa alrededor de 240 millones de pesos.

La propuesta, que tuvo cuatro votos en contra de la fracción de Morena, contempla la inversión de 300 millones de pesos en tres ejes principales: renovación integral de 10 unidades deportivas, la intervención de alrededor de 50 escuelas primarias y secundarias, así como la construcción de banquetas incluyentes y obras de conectividad vial.

“No se puede utilizar ni un solo centavo de este crédito, otorgado por el propio Gobierno Federal a través de Banobras, en gasto corriente o ninguna otra cosa que no sea infraestructura para educación, para conectividad, para el deporte”, explicó Pablo Lemus, Presidente Municipal de Zapopan.

Dentro de estas acciones se contempla la construcción de carriles laterales en Prolongación Mariano Otero, así como la recuperación de avenida San Jorge, de avenida Ávila Camacho hasta avenida Obreros de Cananea, y de avenida Zoquipan del Hospital General de Occidente hasta avenida Patria.

“Lo que estamos buscando es darle accesibilidad universal a las personas que viven con alguna discapacidad, desde la Línea 3 y desde la Línea 1 del Tren Ligero, que las estaciones están exactamente en estos puntos y mejorar la superficie de rodamiento”, dijo el Munícipe.

Cabe destacar que la calificadora Fitch Ratings acreditó a Zapopan con la calificación AAA con Perspectiva Estable, el más alto rango al que puede aspirar un gobierno municipal o estatal en México.

Con esta calificación crediticia Zapopan se coloca por encima del Gobierno Estatal y de la Federación, además comparte este reconocimiento con los Municipios de Puebla, Corregidora y Chihuahua.

Además, en los últimos cuatro años, el Gobierno de Zapopan redujo sus pasivos por alrededor de 400 millones de pesos.

Dada la sanidad y ejercicio responsable de las finanzas el Municipio pudo haber solicitado una línea de crédito de hasta 800 millones de pesos sin afectar su calificación crediticia.

El plazo para subsanar este crédito es de 15 años, y “son condiciones que van relativas, sobre todo, en la durabilidad de las obras, es decir, que empatan el plazo del crédito con lo que podrían durar dichas obras”, dijo Pablo Lemus.

Por segundo año consecutivo la Federación realiza este recorte presupuestal.