Con el objetivo de que Zapopan se convierta en un municipio verde y sustentable, en días pasados el Pleno del Ayuntamiento aprobó en lo general y en lo particular el Reglamento de Cambio Climático y Resiliencia del Municipio de Zapopan, Jalisco.

Esta reglamentación tiene por objetivo garantizar el derecho a un medio ambiente sano; reducir la vulnerabilidad de los habitantes, territorio, ecosistemas, actividades económicas y la infraestructura; generar acciones de mitigación, adaptación y resiliencia ante el cambio climático; mejorar la regulación y vigilancia de las fuentes de emisión de gases y compuestos efecto invernadero, entre otros.

“Es un reglamento de avanzada en materia de cambio climático y resiliencia,  se aprobó el pasado Pleno del Ayuntamiento, fue la semana pasada, pero es un reglamento que venimos trabajando con la sociedad civil, con el Gobierno del Estado y con las diversas dependencias del Municipio de Zapopan (…) Estamos ante una emergencia climática, pero sobre todo, para garantizar nuestra propia existencia como seres humanos”, explicó Gabriela Cárdenas Rodríguez, Regidora Presidenta de la Comisión Edilicia de Reglamentos, Puntos Constitucionales y Mejoramiento de la Función Pública.

Como resultado del acompañamiento de ONU-Hábitat, Zapopan trazó la Estrategia Territorial para la Prosperidad Urbana Zapopan 2030 (ETZ2030) para alinearse a los objetivos de la Agenda 2030. A su vez, el Reglamento de Cambio Climático y Resiliencia está pensado para dos objetivos particulares de esta agenda, que son el objetivo 11, por las ciudades y comunidades sostenibles, y el objetivo 13, de acción por el clima.

Este marco normativo aprobado por el cuerpo edilicio dará pie para la creación del Programa Municipal para la Acción ante el Cambio Climático, que será el instrumento rector de donde surgirán todas las estrategias para Zapopan en esta materia.

Asimismo, el reglamento blinda instrumentos como el Atlas de Riesgos, el Inventario de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero y el Programa de Ordenamiento Ecológico Local de Zapopan (POELZ), los cuales miden y ordenan el municipio para que pueda convertirse en un entorno sostenible.

Cabe destacar también que se generará el Fondo Municipal para el Cambio Climático y Resiliencia, o Fondo Verde, que tendrá presupuesto municipal para llegar a cabo las acciones planeadas y podrá competir por recursos nacionales e internacionales.

Actualmente, se trabaja en un diagnóstico interno de las dependencias de Zapopan, que estará en aproximadamente 15 días más y podrá integrarse a la discusión sobre el Presupuesto de Egresos 2020, esto es, que cada área, dirección o coordinación evalúe la adaptación, mitigación e impacto ambiental que tendrán sus propuestas.

Este fondo surge como parte de las estrategias que se trabajan para la adhesión de Zapopan al Pacto Global de los Alcaldes por el Clima y la Energía (GCoM, por sus siglas en inglés).

“Esta agenda política trasciende cuando se consolida en una normatividad, lo que buscamos es blindarlo y dejar todas las bases para una ciudad sostenible: identificar las zonas de riesgo y vulnerabilidad para la prevención de riesgos, y vulnerabilidad para la prevención de desastres, focalización de atención, medir y evaluar la contaminación ocasionada por GEI, que desde este Programa Municipal emane toda la estrategia transversal y las acciones que convertirán a Zapopan en un municipio sustentable y resiliente”, señaló la regidora Gabriela Cárdenas.

Este reglamento surge en un momento coyuntural a nivel mundial dado que en septiembre se suscitó la mayor movilización, para llamar a la acción climática, con más de 7.6 millones de personas de 185 países diferentes.