Realizar las acciones necesarias para garantizar recursos suficientes en el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado ejercicio fiscal 2020 para que Jala, Sayulita y Compostela mantengan la categoría de pueblo mágico, siempre que se contemple una partida en el presupuesto de egresos de la Federación, aprobó la Trigésima Segunda Legislatura del Congreso del Estado.

El fin es fortalecer las localidades para conservarlas en la política turística de México y multiplicar las oportunidades a los habitantes de cada región.

Compostela, nombrado recientemente como pueblo mágico, alberga monumentos históricos como la parroquia y la casa cural. Fue, como se sabe, la segunda sede de los poderes políticos y religiosos de la Nueva Galicia antes de su traslado a Guadalajara.

Sayulita ofrece experiencias a los visitantes por su típica arquitectura, calles rústicas y oferta de cocina del mar e internacional, además del atractivo del panteón, la playa de Los Muertos, el paisaje marino y la práctica y torneos internacionales de surf apreciados por nacionales y extranjeros.

En Jala, el trazo urbano, la arquitectura religiosa en la que destaca la basílica lateranense y sus tradiciones como la Judea, los piteros y el rescate del maíz originario son elementos que dan valor invaluable a la oferta turística de la región.

También las diputadas y diputados aprobaron el acuerdo para exhortar a la titular de la Secretaría de Turismo estatal y al ayuntamiento de Santiago Ixcuintla para que analicen posibilidad de recuperar a la Isla de Mexcaltitán como pueblo mágico.

Mexcaltitán se considera la mítica Aztlán, lugar donde partieron los Mexicas a fundar la Gran Tenochtitlan; y en materia turística y como atractivo natural se le denomina la Venecia mexicana por sus calles circundantes que inundan la comunidad.