Para sumar a la construcción de una ciudad más segura, a través de la creación de políticas públicas efectivas y emanadas desde las acciones y acuerdos de dependencias de Zapopan, academia y sociedad civil organizada, se realizó ayer el Foro Municipal para la Prevención de la Violencia.

“La prevención del delito es la palabra mágica, sobre todo en materia de seguridad. Generalmente las políticas públicas tienen que ver con el fortalecimiento de los policías (…) pero poco se habla de la prevención”, afirmó el Alcalde Pablo Lemus en la inauguración.

Desde hace cuatro años el eje rector de las políticas públicas del Municipio es la prevención de la violencia y la lucha contra la desigualdad a través de cinco ejes fundamentales: deporte, educación, cultura, empleo y mejores condiciones de salud.

“La violencia es un fenómeno multifactorial que lacera las estructuras de la sociedad, no discrimina y lamentablemente su expresión destruye los lazos sociales, familiares, personales y comunitarios. La violencia no debe aceptarse como parte inevitable de la condición humana, no debemos acostumbrarnos a ella ni normalizarla”, aseveró Roberto Alarcón Estrada, Comisario General de Seguridad Pública de Zapopan.

Alarcón Estrada añadió que la expresión más evidente de la violencia es la culminación de un delito, pero que a su vez, existen otras manifestaciones que vulneran el desarrollo de una persona y su entorno por ello, señaló, es preciso encaminar esfuerzos para establecer políticas públicas de prevención que atiendan factores socioculturales y económicos que, a su vez, detonan esta violencia.

Con este foro se tiene por objetivo alinear los trabajos y esfuerzos en materia de prevención del delito con la estrategia de colaboración ciudadana del Consejo de Participación y Planeación para el Desarrollo Municipal.

Estas acciones son ejecutadas por entes como el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública Municipal de Zapopan, Corporativa de Fundaciones AC, el Instituto Municipal de las Mujeres Zapopanas para la Igualdad Sustantiva y el Consejo Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

“Es un ejercicio incluyente para vincular las opiniones y experiencias de la ciudadanía en materia de prevención de la violencia, con la construcción de políticas públicas que sean capaces de atender una de las aspiraciones más elementales de la ciudadanía como lo es vivir en un entorno seguro”, expresó Juan José Frangie Saade, Jefe de Gabinete del Gobierno Municipal.

Se busca también impulsar la constitución de la Red de Monitores Zapopanos en materia de Prevención, a través de monitores de manzana, desarrollo y aplicación de app para reportes, así como la definición de una estrategia institucional para la atención permanente de los servicios públicos en lugares de incidencia delictiva.

Además, las aportaciones de los asistentes servirán de sustento para la elaboración de un diagnóstico municipal que abone al desarrollo del plan de prevención de Zapopan.

Como parte de las actividades se realizaron tres exposiciones: “La cultura de la denuncia como prevención”, por José María Andrés Zepeda, Presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública; “Prevención de la violencia de género y sus realidades”, impartida por María Gómez Rueda, Regidora Presidenta de la Comisión Edilicia de Derechos Humanos e Igualdad de Género así como la ponencia “Mi colonia es mi casa”, realizada por Liliana Armendáriz Granados, Titular de la Unidad de Prevención del Municipio de Chihuahua.

Cabe destacar que, acorde a la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU), instrumento impulsado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Zapopan redujo su índice de percepción de inseguridad entre los ciudadanos de 73.8 por ciento en junio 2018 a 68.4 por ciento en septiembre 2019.

“Yo creo que pasa cosas tienen que cambiar y tenemos que entrarle todos, desde nuestros distintos entornos (…) Cada caso lo debemos de tomar como si fueran amigos, familiares, personas cercanas a otros, que nos doliera igual que lo que están sufriendo las víctimas de estos delitos”, expresó Pablo Lemus.

El Gobierno de Zapopan ha apostado a combatir la inseguridad con estrategias de prevención del delito, como lo son los cuatro Centros Comunitarios Colmena existentes en zonas vulnerables como Miramar, Villas de Guadalupe, San Juan de Ocotán y la zona de Tesistán, donde se brindan talleres de formación en oficios, informativos, cultura, arte, tecnología, ciencia y deporte.

Entre otras acciones destaca la renovación integral de unidades deportivas ubicadas en focos rojos de inseguridad del municipio, donde, desde 2015 a la fecha, el número de asistentes a estos espacios pasó de 890 mil a casi 2 millones 500 mil por año.

Destaca también la labor de la Policía de Zapopan desde un modelo de proximidad social a través del Centro de Prevención, la capacitación y colaboración con el Instituto de Justicia Alternativa (IJA), de lo cual se derivó en la certificación del primer módulo de mediación comunitaria, en la colonia Jardines de Nuevo México, así como la próxima acreditación de dos más en Villas de Guadalupe y Santa Ana Tepetitlán.

Además, para fomentar una vida libre de violencia a las mujeres, este año se implementó la iniciativa Pulso de Vida, donde en caso de violencia la usuaria puede oprimir este artefacto que inmediatamente se conecta con el C5 Zapopan y manda una señal de alerta a la Policía Municipal cuyo tiempo de arribo es de alrededor de 6 minutos.

Se estima llegar a 500 usuarias en el municipio al cierre de 2019.

Asimismo, se consolidó el Modelo Único de Atención Integral a Mujeres y Niñas Víctimas de Violencia de Zapopan, documento con el que se crea un protocolo oportuno, dedicado y sensible que se requiere para los casos de violencia contra ellas.

Se encontraron presentes en esta inauguración Óscar Ramírez Castellanos, Regidor Presidente de la Comisión Edilicia de Seguridad Pública y Protección Civil; Magali Pérez Lomelí, Directora de Procesos Ciudadanos, Evaluación y Seguimiento, entre otras personalidades.