Con el objetivo de fortalecer y orientar las estrategias de prevención y gestión integral de riesgos por parte de las áreas del municipio en el caso de un movimiento telúrico de gran magnitud, esta tarde el Gobierno Municipal y Miyamoto International presentaron el informe de resultados del programa PREPARE II en Zapopan.

El programa PREPARE II, realizado por la empresa Miyamoto International, tiene por objetivo ofrecer una visión sustentada en datos estadísticos y enfocada para que el Gobierno Municipal sea consciente de los daños que pueden generarse en caso de un terremoto, y así, de manera integral y transversal, fortalecer los equipos de búsqueda y rescate urbano, así como las normativas y políticas públicas del Municipio en rubros como construcción y atención a la población.

“Cuando hablamos de resiliencia estamos hablando de la capacidad de tratar de prevenir una tragedia ante un desastre natural, pero también la capacidad de levantarnos ante esta situación de tragedia y poder responder de una mejor forma”, afirmó Pablo Lemus, Presidente Municipal de Zapopan.

Zapopan se encuentra en una franja susceptible al riesgo sísmico dada la interacción de las placas de Cocos y Norteamericana.

PREPARE II inició en mayo de 2012 y Zapopan fue elegido por la capacidad técnica con la que cuenta a través de sus diferentes dependencias, por la diversidad de construcción que existe, además del potencial de crecimiento que tiene en zonas que pudieran representar algún riesgo sísmico, pero sobre todo la voluntad y la política que ha acompañado a este gobierno para que las cosas se concreten, explicó Sergio Ramírez López, Coordinador Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapopan.

A raíz de la mejora en políticas públicas y prácticas a partir de esta evaluación se busca impulsar el desarrollo económico, pero de una manera segura, con una visión integral y transversal y que al final el desarrollo en el municipio sea sostenible, para así, dijo Ramírez López, reducir la pérdida de vidas humanas, personas lesionadas e impactos económicos.

Con la meta de generar una simulación de riesgo, esto es, daño a edificios, fatalidades (personas fallecidas), lesionados y cantidad de escombros generados por un evento sísmico, el estudio realizado por Miyamoto Internacional se sustenta con base en una técnica analítica que consiste en el empleo de ingeniería sísmica, ingeniería estructural, probabilidad y confiabilidad teórica.

Los tres principales identificadores fueron la amenaza sísmica existente en el terreno, el modelo de exposición —los materiales con los que están construidos los edificios y viviendas —, así como su fragilidad. Para esto la generación de la información se emplearon software, recopilación de datos e imágenes satelitales, entre otras herramientas, y asimismo, cuenta con un margen de error de 2 por ciento.

El muestreo realizado en Zapopan incluyó 29 colonias del municipio, donde se analizaron alrededor de 98 mil 170 fincas y una población estimada en 258 mil personas, también se caracterizaron 14 tipologías de edificios representativos de este polígono y el uso de suelo: industrial, urbano, comercial, residencial, informal, entre otros.

Tras correr cerca de 10 mil simulaciones diversas, acorde al Modelo de Montecarlo, en el escenario más grave que podría presentarse en el municipio el 42 por ciento de los edificios presentarían alguna afectación, esto es, 28 mil 700 edificios con colapso o daño severo y 30 mil 500 edificios más con algún daño considerable, además se generarían 2 millones 520 mil metros cúbicos de escombro y se ocasionarías el desplazamiento interno de 153 mil 900 personas.

Respecto al impacto humano podría suscitarse 2 mil 100 fallecimientos y 17 mil 400 lesionados si el siniestro ocurriera de día, así como 2 mil muertes y 16 mil 500 lesionados si el terremoto se suscitara durante la noche.

“La resiliencia es, si lo piensas, querer reducir la pérdida directa o bajar el tiempo muerto, o hacer más rápida la reconstrucción, tienes que encontrar esta área. Si es un tiempo muy corto, es una resiliencia más alta. El programa que tenemos, PREPARE, busca reducir el tiempo muerto porque nos quita efectividad al momento de hacerlo (…) Si dirigimos nuestros esfuerzos a eso, nos va a ayudar en un futuro, es mucho menos caro hacerlo ahorita, solucionar el problema que tenemos para aumentar la eficiencia en un futuro, y creo que algo muy importante es trabajar con otras estrategias”, señaló Kit Miyamoto, Presidente de Miyamoto International.

Kit Miyamoto también presentó una serie de recomendaciones al Gobierno de Zapopan, como un modelo de planeación de manejo de escombros, certificación y entrenamiento de ingenieros, planeación financiera ante desastres, identificación de riesgos clave y estructuras altamente vulnerables, como escuelas, hospitales o edificios gubernamentales, así como preparación para la recuperación rápida posterior al terremoto.

Finalmente, felicitó al Gobierno de Zapopan por su liderazgo, cooperación y colaboración para realizar esta evaluación.

La Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapopan forma parte del Programa Regional de Asistencia para Desastres de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA, por sus siglas en inglés), que a su vez, pertenece a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

Se encontraron presentes en este evento Sabine Kast, Directora de Programas Internacionales de Miyamoto Internacional; Pedro Soto Islas, Consultor de RTI, USAID y OFDA en México; Néstor Esparza Gerente de Programa Prepare ll para Zapopan; Patricia Fregoso Cruz, Coordinadora General de Gestión Integral de la Ciudad; Óscar Ramírez Castellanos, Regidor Presidente de la Comisión Edilicia de Seguridad Pública y Protección Civil así como elementos de la Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapopan, entre otras personalidades.