El DIF Guadalajara comenzó con la distribución de alimentos y productos de limpieza en el municipio de San Gabriel, Jalisco, cuya población resultó afectada por el desbordamiento del río Apango.

Este fin de semana, tres camionetas cargadas con diez toneladas de víveres partieron de las oficinas centrales del DIF tapatío para comenzar a distribuir los artículos que solidariamente donó la población tapatía para los habitantes del municipio sureño.

Cabe recordar que del 3 al 7 de junio, en las oficinas de este organismo se instaló un centro de acopio en el que se recibió agua embotellada, comida enlatada, productos no perecederos y artículos de limpieza, entre otros productos. Asimismo, el viernes, en Plaza Liberación, se intercambiaron cortes de cabello, maquillaje y manicure por parte de los alumnos de los Centros de Desarrollo del Sistema municipal, por víveres para los afectados. En estas camionetas también se trasladaron artículos donados por personal del Gobierno de Guadalajara.