El Presidente Municipal tapatío, Ismael Del Toro Castro, presentó la Escuela Municipal de Ballet de Guadalajara. El proyecto forma parte de una estrategia integral para acercar el arte a la niñez y juventud del municipio de forma gratuita, al tiempo que operará como una herramienta para la prevención y combate de la inseguridad pública a través de la cultura y el deporte.

Este proyecto avanzará por etapas que permitirán que la Escuela amplíe su cobertura y llegue a más puntos de la ciudad. La primera contempla la apertura de una sede en el Parque Río de Janeiro, al oriente de Guadalajara, y entrará en operaciones a mediados de año.

Con este programa se amplía la oferta de formación, esparcimiento, recreación y actividad física en el municipio, brindando oportunidades de crecimiento cultural y deportivo de calidad a la niñez y juventud con la promoción de actividades saludables; además impulsa el rescate de espacios públicos con una perspectiva de género.

Esta escuela contará, como ocurrió en Tlajomulco de Zúñiga, con el acompañamiento del Maestro Héctor Hernández, quien tiene una reconocida trayectoria a nivel nacional e internacional, padre y formador de Isaac y Esteban Hernández, bailarines tapatíos considerados como dos de los máximos exponentes de la danza contemporánea a nivel mundial.

La segunda etapa del proyecto contempla una sede más en el Gimnasio Joly Ramírez, en la colonia Jardines de la Cruz.

La creación de la Escuela Municipal de Ballet de Guadalajara se suma a los esfuerzos del gobierno tapatío para reactivar áreas disponibles al interior de edificios municipales y espacios públicos, y transformar con las actividades que se impulsen desde ellas, las dinámicas sociales en la ciudad para reducir oportunidades para el crimen. 

Con estas acciones, el Gobierno municipal busca que La Ciudad dance, que sus niñas, niños y jóvenes disfruten de la belleza del ballet, así como contribuir a que las familias de Guadalajara puedan vivir más tranquilas.