El Gobierno de Guadalajara firmó un convenio de colaboración con ONU-Hábitat a fin de proporcionar un marco de cooperación formal entre las autoridades tapatías y esta instancia internacional, para observar, evaluar y retroalimentar los trabajos que desde el pasado 1 de octubre se pusieron en marcha como parte del programa “Ciudades más seguras”.

El Presidente municipal de Guadalajara, Ismael Del Toro Castro, afirmó que realiza un trabajo de forma coordinada y en contacto directo con la ciudadanía en distintos puntos del municipio “en donde ya la ciudad está apostando por la recuperación del espacio público, por la recuperación del tejido social, por generar contenidos culturales”.

Por su parte, el funcionario de ONU-Hábitat señaló que la celebración de este acuerdo reafirma el compromiso de llevar a cabo las acciones necesarias para hacer de Guadalajara una ciudad más segura:

“Por eso estamos muy contentos de estar aquí y estamos para apoyarlo y seguir con sus programas de trabajo”.

Por su parte, el Jefe de Gabinete, Erik Tapia, expuso las actividades realizadas durante la visita de Assiago:

“Un taller con los integrantes del Gabinete Ampliado del Gobierno de Guadalajara en el que se les otorgaron herramientas analíticas para fortalecer su visión y toma de decisiones con el enfoque de prevención que impulsa el programa Internacional  Safer Cities, a la vez que se realizaron tres visitas de campo, en distintos puntos de la ciudad, a fin de verificar los avances que registra el Gobierno de Guadalajara en el cumplimiento de los criterios que establece el programa Safer Cities y las áreas de mejora identificadas en su implementación”.

En tanto, la Directora de Relaciones Internacionales de Guadalajara, Dolores Hernández , explicó que: “Este convenio declara a Guadalajara como laboratorio hacia la consolidación de buenas prácticas globales para ciudades más seguras y tiene como objetivo consolidar el diseño, implementación, sistematización, monitoreo, evaluación y documentación de políticas públicas y programas que, desde la prevención, contribuyan a reconstruir el tejido social y generar mejores niveles de seguridad para una ciudad tranquila”.