Es gracias a la confianza mostrada en este gobierno municipal, que preside Arturo Dávalos Peña, que los ciudadanos continúan acercándose para cumplir con el pago de sus impuestos, como el predial, que para este año se proyectó una recaudación de 205 millones de pesos y se prevé superar la meta, pues hasta octubre pasado se había recaudado más del 98 por ciento de este monto.

Lo anterior, fue informado por el tesorero municipal, Ricardo René Rodríguez Ramírez, quien destacó la excelente respuesta que se ha tenido de los contribuyentes. “Es una señal de que el ciudadano tiene confianza en la administración que vamos empezando y en la pasada; la continuidad que hubo por parte del presidente municipal, es una señal clara de la confianza de la ciudadanía en que sus ingresos se están invirtiendo de manera adecuada, que hemos sido muy cuidadosos en ese tema”.

Recordó que el predial es el impuesto propio más importante y los recursos obtenidos por este concepto, se invierten en la compra de equipo para su atención; el pago de servicios como el alumbrado, el mantenimiento de patrullas, bacheo y obras. “Estamos cuidando hasta el último peso porque sabemos el trabajo que nos cuesta a todos el ganar nuestro dinero y bueno, sería muy irresponsable de nuestra parte el no cuidarlo, además de que es nuestra obligación, es una instrucción que tenemos de nuestro presidente”, detalló.

El funcionario precisó que para este 2018, este impuesto se presupuestó en 205 millones de pesos, “al mes de octubre llevamos sobre 202 millones de pesos, nos falta todo el mes de noviembre y diciembre que mejora la recaudación tanto de transmisiones patrimoniales como de impuesto predial, porque viene mucha gente que vive fuera de la ciudad, y aprovechan para realizar los pagos que tienen pendientes, entonces esperamos superar la meta que presupuestamos”.

Otro logro importante, es la disminución de contribuyentes morosos de un 50 a un 30 por ciento, debido al acercamiento directo que se ha tenido con ellos, las campañas emprendidas para darles las facilidades para que se pongan al corriente, y a la modernización catastral que permitió depurar muchas cuentas que aparecían con saldos que no eran reales.

Con la modernización catastral, programa supervisado por el INEGI y Banobras, también se logró ubicar predios que no contaban con una cuenta, a quienes se explica la situación, se les registra en Catastro y comienzan a pagar, así como algunos que contaban con diferencias en sus construcciones, lo que se traduce en más ingresos para las arcas municipales.

El tesorero invitó a los contribuyentes que cuentan con algún adeudo, que se acerquen a las oficinas en donde se analiza cada situación en particular y se dan las facilidades necesarias, además de que actualmente se cuenta con descuentos en multas y recargos acordes al decreto emitido por el Congreso local.

“Que no les dé temor de acercarse, si tienen algún predio registrado como baldío y lo tienen ya construido, que lo manifiesten porque es más barata la tasa o el impuesto que se cobra”, y puso como ejemplo el caso de un predio baldío sobre un valor de 100 mil pesos, el impuesto es de 480 pesos y de un predio construido sobre el mismo valor, el pago es 150 pesos; esto es, una tercera parte el impuesto del predio construido.

Informó además que ya se tienen los descuentos por pronto pago que se aplicarán el próximo año, siendo estos de un 15 por ciento para todas las cuentas que sean pagadas en enero y febrero; 50 por ciento para las personas jubiladas, pensionadas, discapacitadas, viudas y de 60 a 74 años de edad; el 60 por ciento para las personas de 75 a 79 años y el 80 por ciento para las personas de 80 años o más, estos últimos descuentos son para predios construidos sobre los primeros 2 millones de valor, en casa habitación.