• El Instituto realiza acciones permanentes para lograr que la principal fuente de este líquido vital sea la donación voluntaria y altruista.
• Con un donador se benefician tres personas con diferentes patologías derivado de un solo acto de donación
• El 14 de junio se celebra el Día Mundial del donador altruista de sangre.

El encargado del Banco de Sangre del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del Instituto Mexicano Seguro Social (IMSS) en Nayarit, Felipe Lizárraga Medina, hace un llamado a la sociedad en general para que se conviertan en donadores altruistas y de esta forma salvar la vida de pacientes, sin esperar retribución a cambio, la solicitud específica del personal de salud o del algún familiar.

En el marco del Día Mundial del donador altruista de sangre, explicó que en este Hospital se tiene el registro de 8 mil unidades de sangre disponibles por añoaproximadamente, la mayoría de las donaciones son dirigidas de un donante que viene a petición de un familiar, amigo, vecino o conocido, ante una necesidad quirúrgica o ante una necesidad que está padeciendo la persona a la que le van a donar.

Destacó que la sangre humana y sus derivados juegan un papel de suma importancia, ya que en muchos de los casos es un recurso médico insustituible para salvar la vida a una persona; en otros, para prolongarla y también es un recurso para el tratamiento de diversos padecimientos.

“La donación voluntaria por volumen desafortunadamente todavía es pequeña, son muy pocos los donadores voluntarios, es decir el donante altruista es aquel que viene sin ninguna dirección específica de la sangre, viene a dejar su unidad de sangre para quien la necesite, de este tipo de donadores llegamos apenas al 1% del total de unidades obtenidas al año”, señaló el especialista.

Indicó que las personas que pueden donar sangre, son aquellas que cumplen ciertos requisitos que establece la Norma Oficial Mexicana para la Donación de Sangre, y son aquellas entre los 18 y 65 años de edad que no padecen de enfermedades crónicas, que no están tomando medicamentos, que no están cursando con enfermedades agudas al momento de la donación.

“De la sangre total, dividimos en una bolsa de plasma, otra de concentrado de plaquetas y una bolsa de concentrado de glóbulos rojos. Una vez divididas y fraccionadas pueden resolver el problema clínico o ayudar en la situación clínica de un enfermo que tenga problemas con la coagulación de la sangre como el plasma, problemas de plaquetas o de anemia y obviamente esta persona se beneficia por cada unidad de una persona donante”, añadió hematólogo.

Añadió sin embargo, que no siempre ocurre así, la mayoría de ocasiones es una persona la que necesita el plasma, es otra persona la que requiere de plaquetas y una más que necesita los glóbulos rojos de un donador; de esta forma, por cada donador se benefician tres personas con diferentes patologías derivado de un solo acto de donación.

El doctor Lizárraga Medina resaltó el papel del Banco de Sangre del Instituto, es muy claro, tienen la misión y el gran compromiso de que la principal fuente de sangre sea a través de la donación voluntaria y altruista, siempre y cuando se encuentre en condiciones ideales, es decir, con pocos riesgos y alta seguridad.

Reiteró la invitación a la población en general a donar de manera altruista porque “la donación altruista de sangre es una acto de amor a través del cual se da vida a cambio de nada, es un acto de consecuencias importantes para la salud de un ser humano. No es simplemente dar, es darse, implica ir más allá de la generosidad, la solidaridad y el compromiso”.

Finalmente resaltó que al donar nos ayudamos nosotros mismos, porque nos hacen un chequeo completo, estudios que en el exterior son costosos; en esta Institución son gratuitos para el donador, son estudios con la mayor calidad posible, son confiables y amplios, en donde se utiliza tecnología de punta para la seguridad y confiabilidad de las pruebas y transfusión de sangre”.