Ante la publicación realizada hoy por el periódico El Informador esta Administración del Gobierno Municipal de Zapopan aclara lo siguiente:

  1. Este Gobierno se ha distinguido por respetar la línea editorial de todos los medios, sin excepción alguna. Existe el diálogo incluso cuando hay desacuerdos por la información publicada. Esta Administración no ejerce algún tipo de presión sobre la línea editorial de medio alguno. En su trayectoria profesional, el Alcalde Pablo Lemus participó en los medios de comunicación, entiende perfectamente su función y nunca haría un acto de censura.

  1. Aunque el medio habla de un rompimiento, este Gobierno mantendrá los mismos canales de información con esta casa editorial al igual que con otras. Respetamos su decisión de publicar acusaciones sin fundamento.

  1. El caso que motiva esta publicación es un asunto centrado en la difusión de mentiras que están penadas por la ley y ese fue el sentido del diálogo con El Informador. Dicho diálogo se realizó en aras de la verdad, porque la publicación es falaz.

  1. El combate contra la corrupción que realiza esta Administración es total y sabemos que enfrentamos muchos intereses, pero no nos detendremos. Como ejemplo de esto es que ya se presentaron denuncias ante la Fiscalía General del Estado y esto ha derivado en que dicha institución ya giró dos órdenes de presentación contra Francisco Padilla, quien no ha acudido a cumplir con este requerimiento.

  1. No claudicaremos en la lucha contra la contaminación visual en el municipio, lucha que daremos en conjunto con la sociedad civil, organizaciones como Guadalajara 2020, Tómala y muchas más, debido a que el negocio de la publicidad irregular no sólo ha perjudicado a la ciudad, sino que ha sido competencia desleal para los medios de comunicación serios como El Informador.