shadow

Enrique Vázquez

Después de incontables negociaciones, pláticas y acuerdos, por fin ya tenemos certeza de quién será el candidato que contendrá por el “Frente Ciudadano” conformado por diversos partidos que al parecer ya se repartieron el pastel, el PRD tendrá la difícil tarea de vencer a Andrés Manuel López Obrador y quien termine siendo su candidato si es que logran quitarle ese nombramiento a la delegada Claudia Sheinbaum al interior de morena y al hasta hace algunos días director del IMSS, Mikel Arriola que si bien no había sonado tan fuerte en los sondeos si tiene bastantes resultados al frente de la dependencia para ser competitivo en la elección, la CdMX tiene muchísimos años que no es un territorio fértil para el PRI pero con los suficientes factores de su lado Mikel Arriola pudiera ser la sorpresa en la Jefatura de Gobierno.

Una vez agotado lo anterior, el tema principal de este comentario es el acuerdo y el triunfo interno que se anotó Ricardo Anaya Cortes, quien definitivamente fue muy hábil al aprovechar la estrategia que acuñó López Obrador de promoverse gracias a la dirigencia nacional de su partido, anteriormente los lideres partidistas no tenían tanta exhibición, dedicaban sus labores a los tejes y manejes internos, a la movilización de masas y con ello tenían virtualmente asegurada su curul en el Congreso de la Unión, ahora con la intensa exposición todo parece indicar que Ricardo Anaya es el candidato más competitivo del frente, por encima de panistas como Rafael Moreno Valle o del actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, con el acuerdo seguro que si todo marcha como esperan en 2024 la candidatura presidencial pudiera ser para MC y su gobernador estrella, Enrique Alfaro Ramirez, pero bueno falta mucho camino por recorrer.

El tema relevante respecto al frente y a su candidato Ricardo Anaya, es que bajo las circunstancias correctas, es el perfecto estandarte para recuperar los votos anti priistas, priistas y blanquiazules, con bajos negativos el virtual candidato Ricardo Anaya, tiene una posibilidad muy real de alzarse con el triunfo y ser el próximo Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, escenario que sobra decir sería el mejor posible para nuestro estado.

Un triunfo de López Obrador deja literalmente cualquier predicción del futuro en el aire, como puede hacer un buen gobierno, puede sacar una ocurrencia de su bolsillo y enfrentarse de manera frontal con algún estado que no esté de acuerdo con sus ideas y políticas públicas, por el lado del PRI, sin bien su abanderado José Antonio Meade, es un ciudadano sin afiliación partidista, cuesta imaginar que reparta el presupuesto y mande recursos federales con la cuchara grande como lo hizo durante varios años la mancuerna Enrique Peña Nieto y Roberto Sandoval, ambos de la misma afiliación partidista.

En este tema de los recursos es donde precisamente la llegada de Ricardo Anaya, favorece en sobremanera el desarrollo de nuestro estado, con un excelente administrador en la forma del Gobernador, Antonio Echevarría García, no queda la menor duda que los recursos mandados por la federación serían aprovechados al máximo, en los rubros más importantes y de manera clara y ordenada, sería pues una situación ideal si se lograra formar la mancuerna Presidente Ricardo Anaya y Gobierno de alianza de Antonio Echevarría García, cuesta aún dimensionarlo y anticiparlo pero ante la posibilidad de que esto sucediera, me parece que los nayaritas deberíamos tener ya un candidato en mente, una persona con buenas ideas y propuestas, pero sobre todo una afinidad estrecha con Nayarit y su gente, la única situación Ganar – Ganar para nuestro estado, esperemos organicen buena campaña y logren su objetivo definitivamente es en nuestro mejor interés.

Articulos Relacionados