Enrique Vázquez

A pesar de que en el pasado el Mtro. Francisco Javier Castellón Fonseca, no ejerció un cargo público de la magnitud o carácter como su actual encargo al frente del ayuntamiento de Tepic, cabe destacar el gran oficio político innato que ha demostrado hasta el momento, aún con un ayuntamiento en precarias situaciones, aún con un yugo administrativo insostenible, con tiempos de violencia y con un país que lucha por derrotar al ciudadano con malas noticias, el alcalde Javier Castellón está dejando claro que no solo estaba preparado para servir a la gente de la capital, fue la decisión más acertada que los ciudadanos pudieron tomar a través del voto en las urnas en el pasado ciclo electoral.

En efecto a unas cuantas semanas de cumplir los primeros 100 días de su joven administración, el alcalde Javier Castellón ha dado la impresión de ser un experimentado veterano de la administración pública, atendiendo rápidamente los reclamos populares, sorteando complejas pruebas emergentes en temas de recolección de basura y ambulantes, trabajando de forma armónica con su cabildo en diversos temas y sobre todo rescatando espacios y promoviendo temas culturales que sólo un miembro valioso de la comunidad académica en el estado podría poner sobre la mesa con tanta destreza y éxito.

Quizá sea su tiempo como legislador federal, el mandato que ejerció al frente de la máxima casa de estudios del Estado, o cualquier otra razón de peso pero en Tepic se tiene una de las administraciones municipales más exitosas en todo el estado, previendo, anticipando y actuando de manera contundente y estudiada, tanto en asuntos emergentes de seguridad como en reconstrucción del tejido social y rescate de espacios, el ayuntamiento del Mtro. Castellón sin duda alguna dará mucho de qué hablar en el futuro.

P.D. Salario mínimo, aumento mínimo

Recientemente se llegó a la determinación de aumentar el salario mínimo en casi un 10%, quedando en 88.36 pesos a nivel nacional, una cifra que si bien es un logro contrastado con el monto anterior, sigue siendo más bien precario comparado con otros países del mundo, en días pasados de hecho tuve oportunidad de analizar una gráfica, donde se contrastaba el número de salarios mínimos mensuales necesarios para adquirir un vehículo comparado con otras latitudes, si bien México no estaba en los últimos lugares como Venezuela que necesitaba 300 salarios mínimos en comparación con EUA que solo necesitaba 12, nuestro país necesita de poco menos de 10 años de salarios mínimos mensuales para poder adquirir el citado vehículo y mientras el aumento quizá reduzca el dato de 119 salarios mínimos mensuales a 110 quizá, el tema es que seguimos siendo un país, con una profunda desigualdad social, con un poder adquisitivo cada vez peor y la solución por más discursos bonitos, está a décadas de poder llegar, ojala los hijos de mis nietos puedan vivir otra realidad pero a este ritmo se ve extremadamente complejo.