shadow

Enrique Vázquez

Es común escuchar varios hilos argumentales cada que inicia una administración pública, el más sonado y conocido por la ciudadanía es quizá que existe una profunda falta de recursos y lastimosa falta de recursos, desde aquellos ordinarios para sacar adelante el día a día las obligaciones primarias como los sueldos y pagos a proveedores esenciales contratados, llámese CFE o de telecomunicaciones, sin dejar de lado obviamente y el faltante para realizar obra pública, esto siempre me ha parecido peculiar en tanto los presupuestos se supone son anuales y debería siempre estar cubierto o planeado el gasto público hasta el último día del año, lo cual en ocasiones pareciera confirmar, el año de hidalgo con el que coloquialmente se refiere la población a que la administración saliente se lleva hasta la basura.

 

 

Ante esta epidémica falta de recursos, que dicho sea de paso en la mayoría de los casos es desafortunadamente muy real, sea por mala planeación o por que así se diseño el presupuesto de egresos para ese año de transición, es común ver la actitud derrotista y pasiva de esperar a que llegue el año siguiente para poder comenzar de lleno a trabajar en beneficio de la gente, naturalmente es la posición más cómoda para la administración entrante, da algo de tiempo para organizarse en su estructura interna, para diseñar un presupuesto de egresos detallado que permita hacer rendir el gasto y dirigirlo a las áreas más sensibles y necesarias para la población, sin embargo, con mucho optimismo se ha vuelto evidente en esta generación de gobernantes, que no han tomado ese camino sencillo, tanto alcaldes como legisladores locales y hasta el Gobernador del Estado, ya han estado por lo menos una vez en la Ciudad de México, buscando bajar recursos para el estado.

 

Desde el Gobernador que ha estado muy activo con los dirigentes del Frente Ciudadano y legisladores federales para bajar recursos, pasando a los Presidentes Municipales como el Mtro. Javier Castellón Fonseca de TepicCarlos Rafael Carrillo Rodríguez de Jala y Jesús Guerra de Ruiz, que prácticamente cada semana han estado tocando puertas para allegar de recursos a sus respectivas administraciones, en el caso del Dr. Guerra destaca la humildad con la que en varias ocasiones ha tomado el autobús para ahorrarle valiosos recursos a los ciudadanos, obviamente las gestiones no son instantáneas y requieren de tiempo de maduración y más que nada tiempo para poder librar los varios filtros que existen a nivel federal, pero esos alcaldes dedicados que han dado el extra para beneficio de sus municipios, no tardarán en ver los resultados de su esfuerzo eso es seguro.

 

En esa misma temática, ha sido realmente interesante ver como los legisladores locales han entrado al campo de batalla de traer recursos, en días pasados la legisladora local Erika Aldaco, estuvo en la Ciudad de México, presentando proyectos en diversas ventanillas para traer recursos a su distrito, mención aparte claro está tienen los legisladores federales que estando geográficamente privilegiados para esta tarea, la hacen su misión personal y han logrado aterrizar millonarios recursos para nuestro estado, la Dip. Jasmine Bugarín en particular, ha sido el ejemplo perfecto de este tema, en tanto el monto de los recursos obtenidos por la legisladora para la Universidad Autónoma de Nayarit han sido sencillamente históricos, nunca antes en la historia de la universidad se habían materializado tantos recursos para la construcción y equipamiento de aulas, como los que ha obtenido hasta la fecha la Dip. Jasmine Bugarín.

 

Así las cosas, ante la falta de recursos monetarios para construir un mejor Nayarit en estos meses, se vuelve aún más positivo que desde todos los frentes se esté atacando el problema, no dudo en lo absoluto que en próximas fechas más y más anuncios se den en torno a la llegada de recursos para hacer obra pública o para solventar compromisos, Nayarit va pues por buen camino.

Articulos Relacionados