shadow

Enrique Vázquez

Incluso antes de cumplir el primer mes de su formal inicio, la administración pública municipal que dirige con gran destreza el maestro, Javier Castellón Fonseca, se ha destacado por privilegiar las acciones más que las palabras o el discurso muy elaborado, hombre siempre político en su actuar cotidiano, pero ante todo de gran preparación académica, ha puesto en marcha su muy elaborado plan de trabajo con gran éxito en sus primeras semanas, sumando voluntades populares al escuchar con detenimiento el sentir de la gente y de los sectores afectados por distintas situaciones y como no, aprovechando al máximo a un cabildo con regidores de gran impacto como Lucio Carrillo Bañuelos o Leticia Sandoval y por supuesto la Sindico Raquel Mota.

 

En efecto, en pocos días la ética de trabajo del alcalde ha quedado más que manifiesta, tanto en la transparencia con la que se manejó la petición de una línea de crédito para dar maniobrabilidad al ayuntamiento, como en los programas de recuperación de espacios y de fomento cultural, realizados por primera vez este pasado sábado y que a palabras del alcalde serán una constante durante toda su administración, en este apartado, cabe hacer especial mención, ya que a muchas personas pudieran parecerles no tan efectivas las actividades de promoción cultural, sin embargo, el arraigo que genera en la gente que vive en la zona, la sola recuperación de espacios perdidos a la delincuencia o al mero paso del tiempo, son acciones que al mediano y largo plazo se convertirán en éxitos seguros.

 

No queda la menor duda que la administración del maestro Javier Castellón será algo como nunca antes se había visto, sea por el apartado de ser un gobierno aliancista que contempla las ideas y voluntades de diferentes expresiones políticas o por el perfil del propio alcalde, que aunque ha militado en un partido político desde hace muchísimo tiempo y ha ocupado cargos públicos, siempre ha mantenido su visión académica y analítica, es muy pronto aún para conclusiones pero nunca para ser optimista y pensar en cómo cambiará la ciudad en estos cuatro años, para beneficio claro está de todos nosotros que en ella habitamos.

Articulos Relacionados