shadow

Enrique Vázquez

La administración estatal aliancista encabezada por el Gobernador Antonio Echeverría García, sin duda ha dado un gran número de gratas sorpresas en esta etapa temprana, primero que nada, el hecho de dar un giro de 180 grados a la imagen gubernamental, de limitar su actuar a las presentaciones públicas estrictamente indispensables y preferir actuar diligentemente y que las acciones hablen por si solas, me parece un giro mucho más que atinado, parte del reproche y descontento que mucha gente desarrollo a lo largo de su sexenio fue precisamente por la continua exposición que tenía el entonces gobernador así como por la estrategia de repetir su imagen gubernamental tanto visual como auditivamente, no es que necesariamente estuviera mal o pudiera calificarse como algo negativo, simplemente a mucha gente no le pareció una estrategia adecuada.

 

Por otro lado, sabiamente el gobernador decidió iniciar su administración con dos acciones muy atinadas, en primer lugar el programa de bacheo es y siempre será una medida altamente popular, las calles con imperfecciones no solo son muy evidentes para la ciudadanía, causan un alto grado de estrés e incomodidad entre los conductores, situación que inmediatamente es atribuible al gobierno en turno, sea municipal o estatal, sobra decir más pero si bien una calle parchada no es la imagen limpia y pulcra que pudiera mostrarse con un reencarpetamiento completo o más aún con una renovación total en concreto hidráulico, una calle sin baches es una vía de fácil tránsito, que además de poder atenderse y realizarse con gran rapidez, generará ciudadanos contentos después de vivir entre baches cada temporal de lluvia.

 

Además este movimiento, reviste de doble valor, en tanto no fue un esfuerzo por hacer bella la capital del estado, donde se congrega la mayoría de la población, por el contrato en todos los municipios están ya trabajando, en mayor o menor medida, cuadrillas de bacheo para que este esfuerzo de modernización relámpago sea uniforme y todos puedan gozar de este beneficio, Compostela ya está al 100 trabajando en bacheo, Jala ya se ha visto arreglando sus vialidades, Ixtlán parece va por el mismo sendero y así, la mayoría de municipios deberían de tener esta estrategia finalizada antes de que culmine el año.

 

En segundo lugar, cabe destacar que si bien en el sexenio pasado existió un amplio margen de mejora, el continuo impulso de obra pública, las nuevas calles, avenidas y bulevares fueron ampliamente aplaudidas por los beneficiarios, en ese sentido, desde muy temprano el gobernador retomó este punto exitoso y ya dio el banderazo de arranque al primer bulevar nuevo esta vez en Compostela, donde la alcaldesa Gloria Núñez, recibió primero el espaldarazo del nuevo ejecutivo estatal.

 

Así pues, con acciones quirúrgicas, trabajo intenso tras bambalinas, el periodo del Gobernador Antonio Echeverría García, ha iniciado con una nota muy alta, con una filosofía distinta a la que nos tenían acostumbrados, pero sumamente efectiva.

Articulos Relacionados