Los trabajos cuentan con el respaldo e intervención de especialistas de la Universidad de Stanford

Como medida para atender la necesidad de instituciones de Seguridad Pública capacitadas para disminuir los índices de violencia y delincuencia, con objetivos específicos, la Comisión Nacional de Seguridad impulsa un modelo de Intervenciones Policiales Basadas en la Evidencia (IPBE), cuyo objetivo es aplicar diferentes metodologías de análisis de la información en todas las etapas del proceso policial.

 

Es por ello que la Comisión Nacional de Seguridad en un trabajo conjunto con la Universidad de Stanford determinaron como sede piloto a la Comisaría General de Seguridad Pública de Zapopan en la nueva forma de actuación por parte del organismo denominada “Intervenciones Policiales Basadas en la Evidencia”, con la cual se busca incorporar el enfoque de políticas públicas basadas en evidencias en las instituciones encargadas de Seguridad, con un trabajo previo de inteligencia para la optimización de los recursos mediante planeación y ejecución de intervenciones policiales que garanticen resultados tangibles en materia de Seguridad Pública.

 

Cabe señalar que el 24 de Noviembre de 2016, durante la XVI Sesión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública realizada en Querétaro, se acordó la creación de la Red Nacional de Analistas de Seguridad Pública (RNASP), cuyo objetivo general es diseñar, implementar y evaluar las “Intervenciones Policiales Basadas en Evidencias” en las instituciones locales. Esto, a través de la capacitación y de la aplicación del conocimiento técnico y metodológico de manera efectiva en las entidades estatales y municipales, de tal manera que se asegure la existencia de un mínimo de capacidades para llevar a cabo una IPBE.

 

A raíz de ello, a partir de enero, personal del C5 Zapopan (Control, Comando, Cómputo, Comunicación y Coordinación) inició trabajos de análisis de información y capacitación de su personal en coordinación con la Comisión Nacional de Seguridad. En dichos trabajos participan 32 entidades federativas y 6 municipios, entre ellos Zapopan.

 

Fue debido a que el C5 Zapopan cumplió satisfactoriamente con los perfiles de su personal, así como en tiempo y forma con la información requerida mensualmente, sobresaliendo del resto de las dependencias participantes, que la CNS a través de la Unidad de Planeación, Prospectiva y Seguridad Privada, eligió a la Comisaría General de Seguridad Pública de Zapopan para el inicio de la prueba piloto con la implementación de Intervenciones Policiales Basadas en Evidencias, contando con la participación del personal de esta Comisaría, de la Comisión Nacional de Seguridad y de la Universidad de Stanford.

 

En el inicio de trabajos de dicho programa piloto se contó con la presencia de Emmanuel Méndez Rolón, Director General Adjunto de Análisis Geoestadístico y Estudios en Seguridad Pública de la Unidad de Planeación, Prospectiva y Seguridad Privada de la CNS; José Luis Hernández Ramírez, Director de Prospectiva de la Unidad de Planeación, Prospectiva y Seguridad Privada de la CNS; por parte de la Universidad de Stanford, Beatriz Magaloni Kerpel, Profesora y Directora del programa en Pobreza y Gobernanza; Cesangari López, Investigador Asociado del programa en Pobreza y Gobernanza; Belinda Byrne, directora del proyecto; Mónica Ayala, Coordinadora de Trabajo de Campo y por parte de la Comisaría General de Seguridad Pública de Zapopan, Roberto Alarcón Estrada, Comisario General de Seguridad Pública; Jorge Alberto Arizpe García, Comisario Jefe de Seguridad Pública; Juan Pablo Hernández González, Comisario de Seguridad Pública y Filemón Martínez Gutiérrez, Coordinador General del C5 Zapopan.