shadow

· Jorge Richardi asegura que existe un atraso de 30 años en servicios públicos e infraestructura
 

POR JORGE SALVADOR CASBAR

TEPIC.- “La verdad es que Tepic genera diariamente cerca de 420 toneladas de basura y las autoridades no tienen la capacidad para manejar esa gran cantidad de desechos, y lo más lamentable es que cerca del 50 por ciento se pueden reciclar, se pueden reutilizar, y no se hace”, aseveró Jorge Richardi.

El aspirante a candidato independiente para la alcaldía de Tepic, precisó que “todos los desperdicios van directamente a un basurero público al aire libre, provocándose un foco de contaminación y de infección, dado que ni siquiera tenemos un relleno sanitario como otras ciudades”, lamentó. 

De tal forma, asentó Richardi, que Tepic tiene aproximadamente 30 años de atraso en materia de infraestructura y servicios públicos, si se le compara con ciudades como Chihuahua, Hermosillo, Culiacán, Monterrey o Guadalajara.

“Cuando viajo por otras entidades veo la calidad de las calles, de los servicios, la infraestructura, y la verdad siento envidia. Las tres ciudades que tienen los mejores sistemas de recolección y separación de basura son: en el número uno, Querétaro; en el número dos, Guadalajara, y número tres, Monterrey”, refirió Jorge Richardi.

“Guadalajara tiene poco que accedió a ese nivel, pero impulsa una cultura ciudadana para separar lo orgánico y lo inorgánico; la gente ya aprende, desde la casa, a separar la basura, porque puede ser reutilizada como materia prima, y habrá quien te la compre”, afirmó.

“Es un avance: un día sacan la basura orgánica y al siguiente día la inorgánica, y los trabajadores del camión saben lo que están recibiendo, para usarse en una industria, en una fábrica que procesa y recicla lo que sea reutilizable, y lo que no se va directamente al basurero público, para que ya los pepenadores hagan su chamba”, detalló el empresario Richardi.

“En Tepic, como el Ayuntamiento no tiene la capacidad económica para crear una planta recicladora, debe invitar a una empresa que venga y se instale, que compre la basura y que pague por la que es reciclable. No es privatizar el servicio, es una combinación estratégica de recursos con la iniciativa privada para salir de un problema, usando capital mixto, es decir, del gobierno y de los empresarios”, explicó Richardi. 

“Pese a que pagamos impuestos, un día nos dijeron los del Ayuntamiento a la Universidad Vizcaya: tú estás generando mucha basura y ya no te la vamos a recoger; si quieres servicio de recolección vas a tener que pagar servicio privado”.

“El caso es que estamos pagando al municipio servicio privado de recolección de basura, pese a que ellos usan camiones y empleados del Ayuntamiento; yo pago impuestos, y es un derecho que tengo a que recojan la basura; entonces, no tengo por qué pagar de forma privada un servicio que es de los ciudadanos”, subrayó.

Articulos Relacionados