shadow

Enrique Vázquez

Hace unos días mientras conversaba con algunos colegas, surgió un asunto que de primera mano pudiera parecer improbable pero que después de diversas reflexiones y comentarios, llegamos a una conclusión que bastante respaldada por los hechos, para poner en contexto la idea principal, la discusión giró en un comienzo sobre la falta de candidatos competitivos para pelearle la Presidencia de la República a Andrés Manuel López Obrador,  siendo el partido más relegado el revolucionario institucional, quien no tiene un nombre definido en la carrera lo que a estas alturas debe ser motivo de preocupación, y esta situación se debe en gran parte a los diversos errores que se han cometido dentro del de la actual administración federal, los cuales han llevado a un hartazgo ciudadano importante y una crítica quizá incluso excesiva de las acciones que toman, tanto el presidente como se equipo de trabajo de primer nivel, ese orden de ideas es prácticamente imposible que un candidato competitivo emerja del aparato burocrático federal

 

Con ese panorama no resta sino mirar a los estados donde algunos gobernadores han tenido un papel triste y desfavorable por decir lo mejor de su situación y algunos otros estuvieron a la altura del desafío y entregaron resultados magros a la ciudadanía, tal es el caso del gobernador de nuestro estado, Roberto Sandoval Castañeda, quien si bien es cierto nunca tuvo los reflectores sobre sí a nivel nacional, no menos cierto es que durante su mandato se han realizado innumerables acciones a favor de la sociedad, pudiéramos afirmar incluso, que en este extendido periodo de gobierno, no hubo errores por el contrario cada oportunidad, cada área de mejora, se trabajó y mejoró sustancialmente, la parte de infraestructura, este sexenio será histórico, no veo en el futuro próximo que se superen las marcas alcanzados en materia de gestión de recursos por Roberto Sandoval, tanto la consolidación de la autopista Tepic – San Blas, como la de Jala – Bahía de Banderas los avances en calles, bulevares y avenidas en todo el estado, en lo que respecta al sector salud, a la educación, al combate a la pobreza, en todo se han logrado notas altas siempre procurando el mayor bienestar de la población.

 

Pero lo más destacable de todo, es que los voluminosos logros alcanzados en esta administración se lograron sin contratar un solo peso de deuda pública, en estos tiempos donde algunos estados siguen sumidos en la tragedia de estar totalmente restringidos presupuestalmente o algunos otros que estaban en buenas condiciones y terminan situación deplorable, Nayarit es la única entidad en toda la República que termina a la fecha en números francamente positivos, difícilmente los detractores políticos del Gobernador podrán alegar algo, y eso si no tomamos en cuenta que vivimos un momento económico difícil a nivel internacional, con sus respectivas consecuencias en nuestro estado y aún con este panorama adverso. Nayarit estuvo dando la nota incluso en materia económica, donde fue referente en inversión extranjera y atracción de capitales para desarrollos turísticos

 

Así pues, la lista continúa y continúa, pero la idea principal persiste, con un trabajo tan sobresaliente en esta administración que encabezó, el Gobernador Roberto Sandoval Castañeda, y muy a pesar de no haberse publicitado continuamente en todo el país, bien podría ser un candidato sumamente competitivo, gracias a su historial impecable en todos los encargos públicos que ha tenido y principalmente ahora en su mandato como gobernador donde cambió sustancialmente la situación de Nayarit y de los Nayaritas.

Articulos Relacionados