shadow

Enrique Vázquez

Desde siempre he reconocido y admirado la lealtad, fortaleza, disciplina, respeto y demás valores primordiales con los que se manejan las fuerzas armadas, obviamente los efectivos de las corporaciones militares pasan años y años entrenando y recibiendo adiestramiento que los lleva a un grado de franca maestría sobre estos valores, sin embargo igualmente sorprendentes o mejor dicho admirables han sido los resultados que ha alcanzado el Grupo Delta de Bahía de Banderas, liderado por el Comandante Kenny Rincón, pues en un corto periodo de tiempo logran inculcar una gran parte esta filosofía ganadora en las mentes y corazones de los pequeños y no tan pequeños que se enrolan en cada generación.

En efecto, en días pasados la cuarta generación del Grupo Delta Bahía de Banderas, obtuvo su diploma y con una impresionante demostración de lo aprendido dejarón claro que formar parte del Grupo Delta es más que realizar algo de ejercicio una tarde de viernes o mañana de sábado, para lograr las proezas demostradas se requiere de mucha fortaleza de carácter, de gallardía para afrontar sus miedos y de disciplina para mejorar cada día sus capacidades físicas, no en vano los padres de familia de los jóvenes graduados coinciden en la notoria mejoría de sus hijos en todos los aspectos de su vida.

En lo personal, como dije en un principio de este comentario, considero que es de admirar a una persona que vive plenamente, bajo estándares de lealtad, disciplina, fortaleza o respeto como los jóvenes del Grupo Delta de Bahía lo hacen, una felicitación para cada uno de los cadetes que logran egresar con cada generación y a su líder el comandante Kenny Rincón, que tiene una gran capacidad de inculcar en las nuevas generaciones, valores que los harán mejores personas y claro está factores de cambio en su comunidad.

Articulos Relacionados