*Lo constató el presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Nayarit

Tepic, Nay., 26 de abril de 2016.

El Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) operará plenamente a partir del 15 de junio en Nayarit y tres días después en todo el país. Este cambio en el modelo de justicia representa la adopción de un nuevo paradigma cuyo eje rector es la garantía de preservar los derechos humanos de todos los involucrados en el proceso penal.

Así lo constató, en visita al Centro Regional de Justicia Penal de Tepic, el presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos para el Estado de Nayarit, Guillermo Huicot Rivas Álvarez, quien en dichas instalaciones asistió a una audiencia pública del nuevo sistema y ofreció una conferencia de prensa en compañía del presidente del Poder Judicial, magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto.

De igual forma, en la conferencia de prensa estuvieron el secretario técnico del órgano implementador de la reforma al sistema penal en Nayarit, magistrado Miguel Ahumada Valenzuela, y el coordinador de jueces de oralidad penal, Rodrigo Benítez Pérez.

Proteger los derechos humanos es de vital importancia para el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, y es que el principal afectado por la comisión de un delito es la víctima u ofendido.

Por ello, el sistema, de acuerdo con los principios internacionales aceptados por México, fortalece y amplía sus derechos para que la víctima pueda aportar pruebas y participar en el proceso de manera directa, solicitar directamente la reparación del daño, impugnar ante un juez las resoluciones y omisiones del Ministerio Público, así como solicitar al juez que dicte medidas de prevención para su protección y para la restitución de sus derechos, sin necesidad de esperar a que el juicio acabe.

Hoy la víctima es visible y activa, ya que por primera vez tiene voz durante el proceso y cuenta con un asesor gratuito que la guía y busca en todo momento que se le repare el daño. Además, está encargado de garantizar en todo momento el respeto a los derechos de la persona afectada por un conflicto.

El Nuevo Sistema de Justicia Penal también promueve el respeto de los derechos humanos del imputado, ya que en todo momento debe prevalecer la presunción de inocencia; es decir, evitar que se trate como culpable a una persona hasta que se declare su responsabilidad mediante una sentencia dictada por el juez, la cual debe explicar e imponer en una audiencia pública.

Asimismo, el Sistema Penal Acusatorio fortalece la garantía de que la persona imputada tenga acceso a una defensa de un abogado titulado, ya sea público o privado. También el NSJP contempla que el imputado tiene derecho a recibir atención médica y psicológica en el momento que lo requiera.

Los derechos humanos son el eje fundamental de este nuevo modelo de justicia, bajo el cual deben actuar todos los operadores del sistema. De esta manera, se configura la procuración e impartición de justicia con respeto pleno a las personas y al debido proceso.