El Gobierno de Nayarit, por medio de la Secretaría de Salud, conmemoró este 7 de abril el Día Mundial de la Salud —bajo el lema ‘Apura el paso, Gánale a la Diabetes’— con una serie de actividades que incluyó trabajos de difusión, información y concientización sobre la importancia de la prevención y detección oportuna de esta enfermedad, pues la diabetes  es la cuarta causa de mortalidad en México.  

Al respecto, el Subdirector de Medicina Preventiva y Epidemiología de los Servicios de Salud de Nayarit, Jorge Barrera Castellanos, informó que existen actualmente 410 millones de personas con diabetes en el mundo; asimismo, más de millón y medio de personas mueren al año en el mundo por esta enfermedad. En México, durante el 2016 fallecieron 89 mil personas a causa de la diabetes.  

En Nayarit, la Secretaría de Salud tiene en tratamiento por diabetes a 3 mil 111 pacientes y, en promedio, cien personas al mes se integran en el estado con pre diabetes o diabetes. Esta enfermedad es más frecuente en las mujeres en un 70 por ciento.  

“No hay que esperar a tener síntomas, es importante que lo sepa la población, hay que estarse haciendo chequeos constantes; por lo regular somos derechohabientes de alguna institución, ya sea del Seguro Popular, etcétera, o a la población abierta en la Secretaría de Salud, donde se les puede atender; mucha gente no acude a las unidades de salud por miedo a que le digan que tiene diabetes; el problema está en que si tenemos diabetes y no la controlamos, la vida se acorta; en México se está convirtiendo en un problema de salud pública”, enfatizó Barrera Castellanos. 

Asimismo, detalló que existen dos tipos de diabetes, la más frecuente entre los niños y adolescentes es la  del tipo 1, que se caracteriza por una producción insuficiente de insulina; los pacientes con esta enfermedad necesitan la administración diaria de insulina. En la diabetes tipo 2, el organismo pierde la capacidad de utilizar de forma efectiva la insulina, principalmente a causa de sobrepeso, obesidad y falta de actividad física, pero también influye el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la historia familiar de diabetes. 

Los síntomas pueden ser: excesivas ganas de orinar, excesiva sed, sensación de hambre constante, pérdida de peso, cambios en la visión y fatiga. Finalmente, Barrera Castellanos invitó a la población a cambiar los hábitos alimenticios y realizar ejercicio constante. Asimismo, acudir de manera periódica a revisiones médicas para la prevención, detección y control de este padecimiento.