2190d786-ad6f-4cd8-87ea-66e94eaf6164

Afirma DIF Bahía de Banderas

  • Alejandro Enciso, es paciente con una enfermedad genética-hereditaria que le impide su adecuado desarrollo físico y mental; el DIF Municipal respalda su tratamiento a través de la Asociación Mexicana de Atención a Enfermedades Raras.

Jesús Alejandro Enciso Soto tiene 21 años de edad y es habitante de la colonia Guadalupana en Valle de Banderas, al momento de nacer, fue diagnosticado con la enfermedad de síndrome de hunter lisosomal, un trastorno genético grave que afecta principalmente a los varones e interfiere en el funcionamiento de determinadas células y órganos del cuerpo que conducen a una variedad de síntomas graves.

Alejandrito como es conocido cariñosamente por sus amigos y familiares no solamente es un ejemplo de dedicación y ganas de salir adelante, sino que además le roba el corazón a cualquiera por la gran historia de amor que lo envuelve al luchar todos los días contra su enfermedad a lado de su mamá adoptiva María Campechano Conchis.

La Sra. María ha sido la tutora del paciente desde que éste tenía la edad de 12 años, convirtiéndose desde entonces en una madre para él, siendo ella quien le ha dado junto con su familia las atenciones necesarias para poder sobrellevar esta enfermedad.

Sin embargo, fue hace poco más de dos años cuando la Sra. María se vio en la necesidad de acercarse al DIF Municipal para solicitar un respaldo al encontrarse en una situación vulnerable que le impide solventar todos los gastos económicos que genera el tratamiento de su hijo, encontrando en el sistema una respuesta positiva ante sus necesidades.

Es así que desde mediados de la administración anterior, el DIF Bahía de Banderas da seguimiento a la enfermedad de Alejandrito, que consiste en el apoyo semanal del traslado al municipio vecino de Puerto Vallarta en donde recibe el tratamiento de aplicación de la “enzima iduronato sulfatasalo” que es la que le permite tener una mejor movilidad, evitar las convulsiones, disminuir la inflamación de su estómago y sobre todo llevar una mejor calidad de vida.

Además la Sra. María recibe apoyo por parte del sistema en medicamento, consultas y despensa cuando así lo requiere, al encontrar –de acuerdo a sus propias palabras- una mano amiga y un gran aliado en el DIF Bahía de Banderas cuando la situación económica se pone difícil en su hogar.

“En el DIF Bahía de Banderas, tenemos el compromiso de contribuir a mejorar la calidad de vida de los sectores más vulnerables de la población, por lo que agradecemos infinitamente a la Asociación Mexicana de Atención a Enfermedades Raras el particular interés en atender casos

como el de Alejandrito, un muchacho que se ha ganado nuestra admiración y cariño y reiteramos que somos una institución de puertas abiertas para seguir trabajando de la mano con asociaciones que nos permitan ser parte de la mejoría de pacientes con enfermedades catalogadas como raras” expresó Monserratt Peña de Gómez, Presidenta del Sistema DIF Bahía de Banderas.