Al clausurar las Fiestas de Valle Dorado

  • Convive el presidente municipal con habitantes del lugar durante los festejos en honor al Señor de la Divina Misericordia

Al clausurar las fiestas patronales de Valle Dorado, en honor al Señor de la Divina Misericordia, el presidente municipal José Gómez Pérez, pidió a los habitantes del fraccionamiento más grande de Bahía de Banderas apostarle a la unidad social y familiar, y trabajar de la mano de las autoridades para obtener la transformación que se persigue y en la que el bienestar sea para todos.

Acompañado del párroco del lugar, José Manuel Esquivel y autoridades auxiliares, así como del regidor Jesús Castro y el diputado Héctor Santana, el presidente Municipal José Gómez Pérez agradeció la oportunidad que como autoridad municipal se les dio para ser parte de los festejos patronales en donde prevaleció la armonía entre vecinos y visitantes.

“Estas son unas fiestas en armonía,  si las fiestas son patronales se hacen fiestas religiosas”, señaló el primer edil, al tiempo que felicitó al comité organizar por hacer un  programa en el que se abrió la puerta al ayuntamiento para brindar números artísticos, culturales y deportivos que fueron disfrutados por el público durante los 7 días que duraron los festejos en honor al Señor de la Divina Misericordia, santo patrono de Valle Dorado..

Al mismo tiempo, el primer edil reconoció los problemas de inseguridad que se han presentado en los últimos días en el fraccionamiento, señalando que se está trabajando en la erradicación de los mismos, y pidió a los habitantes que sean ellos los primeros vigilantes.

En ese sentido, José Gómez Pérez solicitó a los padres de familia ser los primeros en brindar seguridad en sus hogares, cuidar de sus hijos y señalar cualquier anomalía que detecten a sus alrededores.

Por su parte, el regidor Jesús Castro, felicitó al presidente municipal por brindar todo tipo de apoyos a la delegación de Valle Dorado, lo cual se refleja en la buena armonía entre los habitantes, a quienes nuevamente invitó a trabajar de la mano con las autoridades para beneficio de la propia demarcación.

Castro Vargas reconoció en José Gómez la voluntad para trabajar en pro de Valle Dorado, y reforzó lo dicho por el presidente municipal en el sentido de la seguridad pública, “es una obligación velar por los derechos de los ciudadanos”, dijo.

Finalmente, el presbítero José Manuel Esquivel, se congratuló en que se pudieran sumar esfuerzos entre iglesia y gobierno para llegarle alegría a los habitantes de lugar, “es grato compartir la fe y la alegría”, dijo el Padre José Manuel, quien celebra por vez primera las fiestas patronales en honor al Señor de la Divina Misericordia.