Con el propósito de contribuir a la integración familiar de los nayaritas, y como un acto de justicia social, el Gobernador Roberto Sandoval Castañeda autorizó que, a partir del presente año, quede exento de pago el trámite de reconocimiento de hijos ante el Registro Civil del Estado.

Esta disposición, afirmó el director del Registro Civil de la entidad, Eduardo Naya Vidal, beneficiará a un gran número de familias de escasos recursos económicos, que por su condición legal no pueden acceder a un sin número de beneficios y programas sociales.

“Esa es la intención básica y principal del Gobernador, es lo que ha buscado y sigue buscando incansablemente: la justicia social; con esto se beneficia a las familias de pocos recursos, a las familias que tienen varios hijos, porque con este trámite le abres la puerta a todos los programas sociales que existen en el Gobierno”, señaló.

Además, el mandatario estatal propuso al Congreso local que en la Ley de Ingresos del Estado —del presente año— no se incremente el costo por la expedición de las actas de matrimonio, defunción, registro y divorcio, entre otras, y se mantenga su costo igual que en el 2015.

Con estas acciones, reconoció Naya Vidal, el gobierno estatal se convierte en un facilitador de este tipo de trámites legales ante el Registro Civil del Estado, ya que a la fecha el ochenta por ciento de las solicitudes de servicios son por expedición de actas de cualquier tipo.

Precisó que a diario —en días ordinarios— se realizan en esa dependencia alrededor de 500 trámites, mientras que en temporada de inscripciones escolares o periodos vacacionales, la demanda se incrementa en un 100 por ciento.

Anteriormente, señaló el funcionario, el trámite de reconocimiento de hijos tenía un costo de poco más de 300 pesos y actualmente no cuesta un solo peso, por disposición del Gobernador Roberto Sandoval Castañeda.