84836129cbd0e05360430f33b68a26d4

A partir de ahora la Firma Electrónica Avanzada se puede utilizar en los trámites de los gobiernos de los estados, que enfrenta la ciudadanía.

Toluca, Estado de México, 3 de diciembre de 2015

Es para mí un honor, un privilegio y una gran alegría estar aquí en el Palacio de Gobierno en Toluca, capital del Estado de México.

Saludo en primer lugar, con un gran afecto y también con reconocimiento y admiración a su trabajo, al Gobernador Constitucional del Estado de México, al Dr. Eruviel Ávila Villegas. Gracias señor Gobernador por convocarnos, por invitarnos aquí a Toluca para este evento, que es de una gran trascendencia para la ciudadanía.

Saludo a los señores gobernadores; es realmente un honor compartir con ustedes este momento, la firma de este acuerdo.

Y saludo a esta muy importante representación de la sociedad mexiquense.

Me da mucho gusto estar aquí, por varias razones. La primera, es porque me permite participar junto con 15 gobernadores y representantes del resto de los gobiernos de los estados, de un evento que sin duda puede hacer una diferencia en la calidad de vida de la ciudadanía.

Y celebro enormemente que aquí están reunidos un grupo de gobernadores de todas las latitudes: del norte, del sur, del centro, emanados de distintas fuerzas políticas, hay un gobernador independiente, pero que todos comparten un propósito, y todos han hecho un esfuerzo real por dar este paso en favor de la ciudadanía.

Es un honor compartir este momento con ustedes, y los felicito señores gobernadores por su determinación a favor de la gente.

En segundo lugar. Para mí es muy significativo regresar a este espacio, a este maravilloso espacio del Palacio de Gobierno, donde tuve el privilegio de servir al Estado de México, acompañando al entonces Gobernador, hoy Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Enrique Peña Nieto.

Y me da mucho gusto saludar y ver aquí muchas caras conocidas, muchos amigos; saludo a presidentes municipales, a diputados y diputadas, presidentes municipales electos, empresarios del Estado de México, representantes de la sociedad civil, que me da mucho gusto ver que sean partícipes de la firma de este convenio, que es, sobre todo, un convenio ciudadano.

Y en tercer lugar me da mucho gusto que podamos estar reunidos en algo que representa un paso adelante en poner al servicio de la ciudadanía, el gobierno.

Estamos desafortunadamente muy acostumbrados a que el gobierno sea una carga para la gente, a que cuando el ciudadano, particularmente las familias de menores ingresos, tienen que hacer un trámite gubernamental ante el municipio, ante el gobierno del estado, el gobierno federal, tenga que perder tiempo, tenga que hacer filas, tenga que gastar recursos, simplemente para poder hacer los trámites.

Lo que estamos buscando hoy los gobiernos de los estados y el Gobierno Federal es hacer equipo y utilizar la tecnología para simplificar los trámites y poner a los gobiernos al servicio de la ciudadanía.

Hoy estamos dando un paso trascendente, porque al utilizar la firma electrónica, los gobiernos de los estados van a poder hacer la vida más sencilla a la ciudadanía.

La firma electrónica a nivel federal existe desde hace varios años. Tenemos 8.8 millones de contribuyentes, la mayoría personas físicas, más de siete millones, que utilizan ya la firma electrónica, principalmente para los trámites en materia de pago de impuestos, por ejemplo una devolución de impuestos se tramita a través de la firma electrónica.

Sin embargo, antes del día de hoy, la firma electrónica no se podía utilizar más que para trámites con el gobierno federal, pero la mayoría de los trámites que realiza un ciudadano o una ciudadana son ante los gobiernos locales, ante los municipios y ante los estados.

El paso que hoy están dando los gobernadores es trascendental, porque va a permitir que la firma electrónica a partir de ahora se pueda utilizar en los trámites de los gobiernos de los estados que, insisto, son la mayoría de los trámites que enfrenta la ciudadanía.

¿Al utilizar la firma electrónica cómo gana la gente? ¿De qué le sirve a la gente la firma electrónica? Primero algo muy importante: no hay que ir a las oficinas de gobierno. La firma electrónica permite hacer el trámite de manera remota, desde una computadora o, lo que es más importante, y es donde realmente hoy es el acceso que tiene a la gente al mundo digital, al internet, a través de los teléfonos celulares.

Esto significa que la gente, en lugar de tener que pasar una mañana entera haciendo una fila, sacando una ficha, llevando documentos, teniendo que ir a firmar, identificarse, lo puede hacer desde su casa, en un trayecto, lo puede hacer destinando su tiempo a algo mejor que destinárselo al trámite burocrático.

En segundo lugar, la firma electrónica tiene un muy alto estándar de seguridad, por lo tanto la firma electrónica inspira confianza y protege al ciudadano al realizar sus trámites en contra de amenazas como son el robo de identidad. Por lo tanto no solamente la firma electrónica permite darle un mejor servicio a la ciudadanía, sino darle un servicio más seguro.

Y algo que es tremendamente importante: al utilizar todos, la misma firma electrónica, le hacemos la vida más fácil a la gente. Imagínense ustedes si cada municipio, cada estado, tuvieran su propia firma electrónica, si aquí en el Estado de México para hacer un trámite en Toluca habría que tener una firma electrónica; para hacer uno en Naucalpan, otra; para hacerlo en Ecatepec, otra firma electrónica; o tener que usar una firma electrónica distinta en el Estado de México que en Michoacán, o que en San Luis Potosí, o que en Puebla.

La importancia de este convenio es que nos hemos puesto de acuerdo el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y el SAT, y los gobiernos de los estados, en que todos vamos a utilizar la misma firma electrónica. Por lo tanto, el ciudadano, la ciudadana, solamente tiene que hacer una vez el trámite de la firma electrónica.

Esto tiene un enorme potencial de empoderar a la gente, empoderar a la gente frente a su gobierno, de hacer más transparentes a los gobiernos y, por cierto, de hacerlos más baratos y más conscientes del medio ambiente, porque los trámites electrónicos cuestan menos y cuidan el medio ambiente porque no consumen papel.

¿Qué sigue? Lo que sigue es que nos atrevamos ahora a aprovechar la oportunidad, no basta con quedarnos en la firma de un convenio.

Yo quiero hacer aquí tres compromisos frente a los señores gobernadores, y les quiero proponer un compromiso por parte de ustedes, tres compromisos. El primero, el SAT va a instalar módulos para la emisión de firma electrónica donde ustedes nos digan, donde haya mayor afluencia, donde la gente los necesite en todos los estados de la República.

Hoy tenemos 8.8 millones de contribuyentes ya con firma electrónica, pero queremos muchos más, y para eso tenemos que acercar la firma electrónica, el trámite, a la gente.

Segundo, nos comprometemos a proveer a los estados de la asistencia técnica, de la consultoría para que ustedes puedan desarrollar los trámites en firma electrónica, para que ustedes puedan desarrollar las aplicaciones móviles, que utilicen lo que es más barato, lo que mejor funciona, y vamos a estar activos trabajando de la mano con ustedes, conforme ustedes nos lo soliciten, para que esto realmente pueda materializarse en servicios que le sirvan a la gente.

Y un tercer compromiso, a partir del año que entra –y a eso nos comprometemos, y aquí está el Jefe del SAT, que es el que asume por mí el compromiso–, vamos a habilitar la firma electrónica en los teléfonos, que no se tenga que estar portando un chip o una memoria USB; antes se utilizaban los discos, los CDs.

Hoy la gente lo que tiene en la mano es algo mucho más poderoso, algo que hoy es una puerta al mundo digital, y por lo tanto a la globalidad, que es la telefonía móvil; y con la Reforma en Telecomunicaciones que impulsó el Presidente Enrique Peña Nieto, y que aprobó el Congreso de la Unión con el respaldo de todas las fuerzas políticas, hoy está disminuyendo de manera drástica el costo de la telefonía celular, y particularmente el uso de teléfonos inteligentes.

Por lo tanto, hoy la ciudadanía tiene en sus manos, en su teléfono, una capacidad de cómputo que parecería de ciencia ficción hace apenas algunos años, y que además está conectada a la globalidad. Se trata, y ésa es la responsabilidad que tenemos los gobiernos, que desde ahí el ciudadano pueda hacer trámites; pueda cumplir con sus obligaciones. Para eso nosotros, como gobierno, tenemos que cumplir las obligaciones con ellos.

Por lo tanto, el compromiso es que empezando el año que entra, vamos a desarrollar y poner en marcha la firma electrónica que resida en el teléfono celular y no tenga que andar el contribuyente, el ciudadano, cargando el chip o cargando un CD para hacer sus trámites, que los pueda hacer desde cualquier lado, frente a cualquier ventanilla.

Y ahora, señores gobernadores, les propongo hacer un compromiso. Mejor dicho, les propongo un reto: Les propongo que, hoy es 3 de diciembre de 2015, les propongo que en la última reunión de Conago del año que entra, agendemos un ratito para que cada uno de los gobiernos exponga qué trámites de los que realizan los ciudadanos ante ustedes ya se puedan utilizar con firma electrónica.

Hoy ustedes están dando el espacio más importante, que le están dando fundamento legal al uso de la firma electrónica federal para los trámites estatales; es su voluntad política puesta al servicio de la ciudadanía, pero esa voluntad política se tiene que complementar y hacerse realidad a través del desarrollo de aplicaciones, el modificar los procedimientos, simplificar los trámites para que el ciudadano los pueda realizar.

Si les parece bien, y desde ahorita voy pidiendo, Rolando, que se apunte esto en el orden del día, para que veamos cómo vamos y cómo podemos colaborar entre nosotros para desarrollar estos trámites.

Al final del día esto que hoy estamos haciendo, la diferencia en que esto sea una reunión en la que nos da mucho gusto saludarnos y nos tomamos una buena foto, o sea, algo que tenga un impacto en la calidad de vida de la gente, depende de que desarrollemos las aplicaciones, de que habilitemos los trámites, que hagamos las cosas más sencillas y más baratas para la gente.

Quiero terminar esta intervención, no quiero ser omiso, ya lo mencionó hace un momento el Gobernador Eruviel Ávila: En el Congreso de la Unión se está dando un paso muy importante el día de hoy para la fortaleza financiera de los gobiernos de los estados y de los municipios.

El Congreso de la Unión, el Constituyente Permanente, modificó la Constitución para establecer principios de responsabilidad financiera en el manejo de la hacienda pública de los estados y de los municipios; esto implica una oportunidad para reducir el costo de la deuda para los estados que han manejado responsablemente su hacienda pública, pero también implica establecer controles y límites en aquellos casos en los que el endeudamiento se ha convertido en un problema presente y futuro.

A final de cuentas de lo que se trata es de introducir un principio elemental de responsabilidad y rendición de cuentas frente a la ciudadanía.

Nuestro mayor reconocimiento al Congreso de la Unión que modificó la Constitución, aquí por cierto está un senador, que fuera senador integrante de la Comisión de Hacienda, Pancho Domínguez, que fue parte importante de ese proceso en la Cámara de Senadores, y todos ustedes respaldaron con su voluntad política y su convicción esta reforma, señores gobernadores.

Pero esta reforma necesita ley reglamentaria, el Presidente de la República envió la iniciativa en agosto a la Cámara de Diputados como cámara de origen, y como bien decía el gobernador Eruviel Ávila, ayer se dictaminó y hoy está en el orden del día de la sesión que está ocurriendo en San Lázaro, en la Cámara de Diputados.

Éste es un paso esencial para tener una arquitectura financiera en los gobiernos de los estados y los municipios que dé confianza, que dé certidumbre y que proteja el futuro financiero de los estados.

Recordemos que la fortaleza financiera de un estado no es nunca un fin en sí mismo, es el medio para que un gobierno estatal pueda cumplir con sus obligaciones, pueda cumplir con las obligaciones de proveer educación de calidad, servicios de salud, seguridad, construir infraestructura; para eso se necesitan finanzas sanas.

El paso que está dando el país gracias a los legisladores federales en esta materia no se puede soslayar, desde aquí expresamos nuestro mayor reconocimiento al Congreso de la Unión, en este caso a la Cámara de Diputados que habrá de discutir el día de hoy en el pleno esta iniciativa del Presidente de la República, y que estamos seguros que muy pronto tendrá también buen curso en la Cámara de Senadores.

Quiero nuevamente agradecer la anfitrionía del gobernador Eruviel Ávila, agradecer al gobernador Eruviel Ávila, y mención especial quiero hacer al gobernador Mariano González, de Tlaxcala, que como presidente de la Conago en el periodo anterior, inició este proceso que llevó a buen puerto con su liderazgo el gobernador Eruviel Ávila, pero a final de cuentas éste es un mérito de todos y cada uno de los señores gobernadores, los que están presentes y quienes no están presentes pero se han sumado a este esfuerzo para poner a los gobiernos, a sus gobiernos, al servicio de quien verdaderamente importa, que es la gente, es la ciudadanía.

Enhorabuena y muchas felicidades.