Comentarios de la Bahía

Por Nayar Araiza López

  • En Bahía de Banderas, el triunfo arrasador de Jazmín Bugarín, viene a darle un palmo en las narices a los adversarios del Presidente José Gómez Pérez 

Era de esperarse  y nuevamente el abstencionismo fue el ganador en la contienda del domingo, muy por encima de los análisis de los politólogos, de nada sirvió que los partidos y sus candidatos, durante su campaña llenaran las esquinas y tuvieran miles de asistentes en sus cierres de campaña, si sus seguidores, esos que iban a las reuniones a recibir cachuchas, playeras y a las birrias, si el día cero se quedaron en sus casas viendo el partido de la Selección México-Brasil.

La convocatoria radiofónica y televisiva con los anuncios del INE invitando a la ciudadanía a votar, no tuvieron la capacidad ni la efectividad para concientizar que ir a hacer montón a los bailes no sirve, si no se sale a votar, tal como sucedió en un día de por sí caluroso.

            Era de esperarse, y la imponente estructura del PRI a nivel nacional, se impuso, junto con sus aliados del Verde Ecologista y en algunos estados con el PANAL, tendrán mayoría en la Cámara Federal de Diputados, el PAN se queda como segunda fuerza, el PRD en la tercera, y MORENA desplaza al resto en la cuarta posición; para el caso Nayarit, el gobernador Roberto Sandoval Castañeda, gana los tres distritos y se fortalece políticamente para cerrar su trienio exitosamente.

            En Bahía de Banderas, el triunfo arrasador de Jazmín Bugarín, viene a darle un palmo en las narices a los adversarios del Presidente José Gómez Pérez, ya que fueron sus huestes las que impulsaron esta candidatura, por encima de las permanentes especulaciones de la supuesta fuerza del PAN que haría ganar al panista Heriberto Castañeda Ulloa, en esta ocasión de la mano del denominado “paniaguismo”, que quedó minimizado pues hasta en la mera cuna en San Juan de Abajo se les ganaron casillas.

            También esta elección, pone en su lugar a Ismael Duñals Ventura, los votos que sacó su hija Mariel Duñals son su verdadera representación, el “Maylón” hundió al perredismo en Bahía de Banderas, que necesita replantear su estrategia y rescatar al partido del secuestro familiar en que se encuentra, que ya vimos no lo llevan nunca  por el rumbo del éxito electoral, y en la política lo que se necesitan son votos, el PRD ha sobrevivido gracias a su política de alianzas y de candidatos que sacan votos, lo que ha permitido a Ismael Duñals hacerse de un regiduría plurinominal vitalicia.

Ya es tiempo de construir desde sus cimientos, organizaciones políticas que no aparezcan nada más en tiempo electoral,  además es hora de que los políticos  comprendan, que aunque los partidos sean de los ciudadanos, también hay que ponerse a trabajar durante todo el tiempo, en armar una estructura partidista, cosa que nunca han hecho la mayoría de líderes partidistas, lo que sí hacen en el PRI y por eso les ganan.

Las votaciones que han obtenido tanto el PAN como el PRD en Bahía de Banderas, han sido meramente por el arrastre de quienes han sido sus candidatos, y no porque tengan partido, esto es, que los partidos denominados grandes, perredistas y panistas, muy poco o nada han ofrecido a sus candidatos, que no les han alcanzado sus simpatizantes para ganar. Por eso no han crecido y les gana el PRI, por su estructura, porque también cuando un político priísta brinca y se sale del partido, creyendo que se llevará a la inmensa mayoría de la militancia, no es así, está demostrado.

            En esta elección, el PRD de plano se fue a la lona, es más ni lona, al suelo directo, así que la lección está dada, y también los súper asesores “paniagusitas” que promovieron a Heriberto Castañeda, para hacerlo ganar a partir de la votación de Bahía de Banderas, no pudieron, se dedicaron a fanfarronear a través de su infinidad de perfiles falsos en el Facebook.

            Igualmente al Movimiento Ciudadano, hoy franquicia de los hermanos Guerra Mota, les fallaron sus cálculos, a pesar de que Moisés Guerra, su candidato a diputado federal hizo una buena campaña, al parecer no tuvo eco, y su aliado Layín Ramírez alcalde de San Blas, no le pudo llevar los votos necesarios.

La familia Guerra debe suscribir nuevas alianzas que le permitan en el futuro una candidatura exitosa, a partir del liderazgo que ejerció su padre Adrián Guerra, quien tendrá que hacer un balance y replantear su actividad política, porque su gente no fue a votar por su hijo, pero  sin duda Bahía es ya un bastión importante de este partido, y más con el triunfo en el vecino Puerto Vallarta.

Lo cierto es que el PRI en Bahía de Banderas, salió fortalecido, gracias al liderazgo y buen gobierno del alcalde José Gómez Pérez,  por eso casi le dobleteo los votos Jazmín Bugarín al candidato del PAN Heriberto Castañeda, con todo y la guerra sucia del paniaguismo en su contra. Seguiremos.