La vida no es fácil para nadie, todos tenemos problemas y todos enfrentamos situaciones difíciles. Sin embargo existen casos que nos enseñan que nuestra cruz no es tan pesada y que muchas veces existen personas dispuestas a darte una mano.

Como el caso de Axel Fabián Arribeño Pérez, un pequeño de sólo dos años de edad, quien en este momento junto con sus padres Fabián Alberto y Cindy Marlene se encuentra librando la batalla más difícil de su vida, luego de ser diagnosticado con Cirrosis, un grave padecimiento que amenaza con arrebatarle la vida a tan corta edad.

Sin embargo este pequeño tiene la posibilidad de salir adelante y sobrevivir de ese delicado problema si recibe un trasplante de hígado, por lo que sus padres comenzaron a moverse y a conseguir todo lo necesario para que su bebé sea sometido a esta cirugía en la ciudad de México, gestionando apoyos para los tratamientos y buscando sobrellevar los elevados costos de movilizarse en otras ciudades.

Cindy y Fabián no dejaron de tocar puertas en Tepic, e incluso fueron a tocar una puerta un poco más lejos hasta San Blas, la cual si se abrió.

Enviaron una petición al Presidente Municipal de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva “Layín”, esperanzados por su conocida generosidad y su apoyo altruista a los más necesitados y no se equivocaron, pronto su petición fue respondida.

Luego de que los padres del pequeño Axel se acercaron a pedirle ayuda, Layín de inmediato se interesó en el caso y decidió ayudarlos sin importarle fronteras. Visitó a los padres de familia en Tepic y ahí conmovido ante la lucha de esta familia se comprometió con ellos a cubrir en su totalidad los gastos del traslado, hospedaje y alimentos en Guadalajara y en la Ciudad de México el tiempo que necesitaran para concretar y llevar a cabo la cirugía del pequeño.

A pesar de que el niño anteriormente había sido tratado en el Centro Médico de Occidente en el Guadalajara, no pudo ser intervenido ahí ya que en dicha clínica sólo se llevan a cabo trasplantes de donador cadavérico, siendo que en el caso de Axel el donador es su papá, donador viviente, por lo que su cirugía tendrá que realizarse en el Centro Médico Siglo XXI de la ciudad de México. Esta situación puso en aprietos a la familia, pero dejó de ser un problema gracias al “Amigo Layín”.

Cumpliendo su palabra, Layín solventó que los padres y el pequeño viajaran en avión a la ciudad de México a su primera cita en el Centro Médico Siglo XXI el pasado 13 de mayo.

Sin embargo el apoyo no se limitó sólo a eso. Luego de enterarse que los médicos daban las citas muy tardías, el amigo Layín envió a una gestora a acompañar a la familia Arribeño para agilizar la atención y programación de la cirugía, reuniéndose con doctores y directores del centro siglo XXI, haciendo énfasis en lo delicado del caso y en lo vital de que el pequeño recibiera la intervención lo más pronto posible.

Como dando fe de la gravedad del caso, el pequeño Axel tuvo que ser ingresado a urgencias en Guadalajara luego de que comenzó a vomitar sangre, donde tras ser atendido requirió ser hospitalizado. El bebé fue dado de alta el 19 de mayo tras ser estabilizado y alimentado. Posteriormente el niño y sus padres, gracias al apoyo económico que siguieron recibiendo de Layín pudieron instalarse en Guadalajara, cerca del centro médico para enfrentar cualquier emergencia.

Por otro lado, gracias a la gestión del equipo de Layín, se logró que en poco tiempo los médicos comenzaran la valoración y preparación de Fabián, quien para ser donador de su hijo debe seguir ciertas indicaciones, entre ellas bajar cuatro kilos de grasa para mejorar la salud de su hígado.

El 1 de junio del presente año el bebé Axel acudió a una cita con el médico en Guadalajara para valorarlo y hacerle estudios, afortunadamente el niño se ha mantenido bien. A su papá ya solo le falta bajar medio kilo para que puedan programar la cirugía.

Mientras tanto Fabián, Cindy y el bebé, con autorización del médico regresarán a su casa para que el pequeño pueda descansar y permanecer tranquilo al lado de sus abuelos y de toda su familia. Volverán a Guadalajara el domingo 7 de junio, día en que les entregarán los resultados de los estudios del pequeño.

Con los resultados de los estudios, el papá de Axel viajará el martes 9 de junio a México para que sea programada la cirugía.

Cabe resaltar que Cindy y Fabián no dejan de dar gracias por tanto apoyo y por esa solidaridad que recibieron para su bebé. Reconocen que no fue fácil enfrentar todos los obstáculos pero que gracias al apoyo de personas como el presidente de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva, su historia tendrá un final feliz. Reiteran que es en estos momentos tan duros de la vida cuando se conoce la buena voluntad y la generosidad auténtica de las personas y por eso ellos no olvidarán a su gran amigo Layín.