• Este año se suman 14 unidades médicas y administrativas con la estafeta de “IMSS libres de humo de tabaco”
  • Socio alumnos del Centro de Seguridad Social realizaron una marcha para promover estilos de vida saludable y para prevenir  riesgos a la salud por la adicción al tabaco

El tabaquismo es una enfermedad que trae como consecuencia padecimientos cardiovasculares, afecciones respiratorias y el cáncer (pulmón, cervicouterino, de mama, gástrico, esofágico) que aparecen en la vida adulta después de 10 o más años de fumar, informó el coodinador auxiliar de salud en el trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social en Nayarit, Jesús Pelayo Pelayo.

En el marco de las acciones por el reciente Día Mundial Sin Tabaco, el especialista señaló que en el Instituto Mexicano del Seguro Social se llevan a cabo actividades preventivas de información a la ciudadanía sobre el impacto negativo que tiene en nuestra salud el consumo de tabaco.

Explicó que el factor familiar es determinante, pues si hay fumadores en la familia, es más probable que los jóvenes fumen; lo mismo ocurre cuando los profesores, actores o educadores lo hacen, ya que se trata de figuras que los niños y adolescentes imitan o con quien se identifican.

El médico Pelayo Pelayo indicó que otros factores de influencia en un fumador, son: el biológico (edad y sexo), ya que es más frecuente que los varones fumen, sobre todo en la etapa de la adolescencia; social, se da con la influencia de amigos y familiares fumadores y la publicidad, así como el fácil acceso al cigarro y la tolerancia social.

Por otra parte, es muy importante también considerar los factores personales, como la baja autoestima, inseguridad, falta de confianza en sí mimos, estrés, depresión y rebeldía. Así mismo, la susceptibilidad genética que explicaría la dificultad para dejar de fumar y las frecuentes recaídas de quienes consiguen después de mucho esfuerzo la abstinencia.

El coordinador de salud en el trabajo del IMSS, destacó que el cigarro, produce 250 centímetros cúbicos de humo, contiene más de 4 mil sustancias químicas y entre 6 y 11 mg de nicotina, de las cuales se absorben entre 1 y 3 mg al fumar, y solo se necesitan de 10 a 19 segundos para que se encuentre en todo el organismo con un tiempo de acción de dos horas.

Para dejar de furmar, el médico del IMSS recomendó: identificar las razones por las que fuma la persona para enfrentarlas sin fumar; comunicar a su familia, amigos o compañeros su deseo de dejar de fumar; retirar encendedores, ceniceros y cigarros de su vista; alejarse de las personas que fuman y de las áreas de fumadores; realizar actividad física y llevar a cabo un plan de alimentación saludable, etc.

Así mismo, se aseguró que desde la puesta en marcha del convenio marco para el control del tabaco en nuestro país, en esta ocasión, como Instituto se lograron sumar 8 unidades médicas y 6 administrativas certificadas con la estafeta de “IMSS libre de humo de tabaco”. Correspondió a la secretaria técnica y directora general del  Centro Estatal Contra las Adicciones (CECA) en la entidad, Eunice Jezabel Gallegos de Dios entregar los reconocimientos correspondientes por los logro obtenidos.

Adicionalmente, el grupo de pacientes refereridos del área médica, organizados por  la jefatura de prestaciones económicas y sociales realizaron una marcha portando carteles para promover estilos de vida saludable y para prevenir sobre los riesgos a la salud por la adicción al tabaco.

Finalmente se informó que a través del Programa PrevenIMSS se visitan también las escuelas para prevenir y orientar los riesgos que ocasiona el consumo del tabaco, en donde se orienta para que acudan con su médico familiar y el indicará las medidas a seguir para la atención de su salud y en caso de ser necesario.