* El especialista exhorta a los padres de familia para que presten atención al aseo diario de sus hijos

La pediculosis o infestación de piojos, es una parasitosis que se desarrolla principalmente en el cuero cabelludo, se genera por no tener una adecuada higiene en el cabello y es altamente contagiosa, se genera por contacto directo de personas o a través de objetos personales –gorras, peines, etc.- de una persona infectada a otras, señaló el epidemiólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nayarit, Jesús Gómez Almaraz.

Explicó que el contagio de este padecimiento es resultado de malos hábitos higiénicos, por lo que los piojos, parásitos pequeños –de 2 a 5 mm.-, proliferan especialmente entre población escolar, especialmente  entre niños que conviven en espacios cerrados; también es frecuente el contagio en el trasporte público o en otros lugares de convivencia social cotidiana, donde llega a proliferar este parásito de manera colectiva, aunque las personas tengan una adecuada higiene.

El especialista señaló que una vez que el parásito se encuentra en la persona es necesario consultar al médico, a fin de que además de reforzar los hábitos de higiene diarios, les suministre el medicamento necesario para eliminar y erradicar lo que es el piojo y sus huevecillos llamados liendres; y si es necesario les indique otras medidas necesarias.

El también coordinador auxiliar de Información y Análisis Estratégico del IMSS, advirtió que no es recomendable el tratamiento sistémico, ya que son sólo para casos muy particulares, puesto que el parásito se encuentra de forma externa, es localizable y visible, por lo que se recomienda hacerlo de manera manual.

En ocasiones, añadió el médico, decimos que no funciona, pero no es así, el problema debido a la cantidad de parásitos que existen y que son difíciles de erradicar. Por ello se insiste en la importancia del continuo lavado de cabello, ya que cuando el parásito emigra del cuero cabelludo a otra zona con vello, es entonces cuando se recomienda un tratamiento más profundo, con medicación antiparasitaria y desde luego más costoso.

En cualquiera de los casos se recomienda acudir con su médico, quien analizará las cantidades si requiere tratamiento local que es lo ideal y cuando es abundante o incidente en las condiciones en las que vive el paciente, entonces se abordaría desde la medicación.

Aunque en la entidad no se han presentado brotes relevantes de pediculosis, el doctor Gómez Almaraz reiteró el consejo a los padres de familia para que presten atención al aseo diario de sus hijos ya que en los niños las acciones de baño y limpieza son básicas para prevenir. En caso de presentar síntomas, el médico familiar determinará el tratamiento a seguir.

El especialista en epidemiología hace una llamado a la población en general para que en esta época de calor y lluvia, fortalezca higiene y vigilancia en niños; asimismo evitar el uso indiscriminado de objetos de uso personal, como peines, gorras, etcétera a fin de prevenir la pediculosis.