Enrique Vázquez

Los recortes presupuestales generados a causa de la baja en el precio del crudo mexicano son insorteables, es una medida que es fruto de una exigencia lógica más que de razonabilidad en nuestras autoridades, contratar deuda para compensar la baja cotización del petróleo habría sido regresar décadas hasta los tiempos donde cada sexenio nos golpeaban esas devaluaciones galopantes de más del 1000% en ocasiones, mismas que hicieron tanto daño a la ciudadanía y a las empresas mexicanas, pero bueno dejando esto último claro, una cosa es hacer recortes inteligentes en los rubros menos prioritarios y otra muy diferente es hacer recortes sin que medie un razonamiento lógico o se atienda a caprichos electorales o proyección de una imagen golpeada casi de forma irreparable y se comiencen a afectar sectores prioritarios como lo es la educación.

En efecto, la crisis financiera que continúa atravesando la Universidad Autónoma de Nayarit  no se debe a malos manejos al interior de la máxima casa de estudios nayarita, o a fugas de capital a causa de los aviadores, si bien estos generan una nómina abultada que debe ser revisada de manera inmediata, los problemas en los pagos se deben a que los recursos simplemente no están llegando desde la federación, si bien no se recortó el presupuesto para la universidad, el dinero no esta llegando a tiempo, todo parece indicar que se están jineteando los recursos en claro perjuicio de toda la comunidad universitaria y a pesar de los compromisos que asumió el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, con los líderes de los sectores que conforman la UAN, a la fecha los incumplimientos son el pan nuestro de cada día, el sector docente liderado por el Secretario General del Sindicato de Personal Académico de la UAN, Carlos Muñoz Barragán, estuvieron con la preocupación latente sobre si los recursos destinados a pagar su quincena y su bono por el día del maestro llegarían a tiempo o si llegarían del todo, afortunadamente el pago se dio en tiempo y forma y no paso a mayores pues muchos docentes como lo expresó el dirigente contaban con ese recurso para hacer pagos o comprar bienes pues es una prestación que han recibido desde hace años de forma puntual.

El dirigente del Sindicato de Empleados y Trabajadores del a UAN, Luis Manuel Hernández Escobedo, ha reiterado con justa razón desde el principio de las controversias en diciembre pasado, que los recursos destinados a la Universidad deben ser prioritarios, la educación aunque menospreciada en ocasiones, debe ser un rubro prioritario de la nación, fomentar mejores ciudadanos cada vez más preparados es la única forma en que el país saldrá adelante y aprovechará mejor sus recursos naturales, financieros y humanos.

Las autoridades federales deben fijar sus prioridades en materia presupuestal, además de un monitoreo a los medios locales en otros estados veremos que no tienen el mismo problema, sus universidades están recibiendo puntualmente los recursos o por lo menos de una manera en que no se generan retrasos y descontentos entre la comunidad universitaria, por lo que no queda sino hacer un atento llamado de atención a las autoridades pues la educación es la clave del desarrollo.