La policía estatal de Nayarit estableció un cerco en el ingreso sur del municipio para impedir el paso de delincuentes que atentaron contra Puerto Vallarta.

Tras los hechos ocurridos en el municipio de Puerto Vallarta, el alcalde de Bahía de Banderas José Gómez Pérez mantuvo comunicación con las corporaciones de Seguridad Pública del estado para coordinar las actuaciones preventivas a fin de sellar el paso a Nayarit, a través de un cerco de vigilancia permanente durante todo este viernes 1º de mayo.

A través de su cuenta de facebook, el alcalde mantuvo informada a la población acerca de los incidentes que tuvieron efecto la mañana de este viernes en distintos puntos de la ciudad de Puerto Vallarta; previno de la situación a todos aquellas personas que por alguna razón tenían que trasladarse hacia Jalisco, a la vez que lamentó los hechos ocurridos.

Al enterarse del desarrollo de los acontecimientos, José Gómez Pérez giró instrucciones a las áreas operativas de seguridad pública municipal para de inmediato se sumaran al mando único que encabezó en la jornada el fiscal general del estado de Nayarit, Edgar Veytia, quien colocó un filtro en el ingreso sur a Bahía de Banderas con el objetivo de impedir el paso a los delincuentes que llevaron a cabo estos actos de violencia.

Durante varias horas, el alcalde mantuvo comunicación directa con la población; les informó acerca de la situación de seguridad que mantenía Bahía de Banderas, así como del paso por el puente sobre el río Ameca, el estado que mantenía el transporte público, y del servicio en los expendios de  gasolina en el municipio.

De igual manera, se notó el movimiento de unidades de seguridad pública, así como de la policía Nayarit, que efectuaron patrullaje constante por las diversas avenidas y calles de los poblados del  municipio, para brindar confianza y seguridad a los habitantes en sus viviendas y en la vía pública.