Enrique Vázquez

Cuando hace ya bastantes años el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, contrajo nupcias con su hoy esposa y primera dama, Angélica Rivera, la nación fue tomada por sorpresa, si bien la política y la farándula tienen una larga historia, esta pareja en particular cautivó a miles de personas en el país, la espontaneidad, naturalidad y trasfondo inspiraron a muchos y quizá fueron de hecho un factor para que el hoy presidente obtuviera su triunfo en las urnas en 2012, sin embargo en aquel momento algunos pocos escépticos se aferraban a decir que había sido un montaje, parte de un elaborado plan para llevar al presidente a los pinos, en aquel momento la realidad es que era poco creíble, si bien conveniente no había tantos motivos o sucesos que dieran pie a pensar que se trataba de otra cosa que no fuera amor entre dos personas, sin embargo hoy años después, cuando la historia medular sospechosamente se repite de manera casi idéntica, aquellos que en su momento sospecharon algo detrás de la boda, están de manteles largos.

Ciertamente, desde hace algunos meses hemos visto una ofensiva publicitaria muy fuerte para posicionar tanto al partido verde, agrupación política en la cual milita el hoy gobernador, como al propio Manuel Velasco, quizá me equivoque pero al escuchar la radio es típico escuchar en los informes de gobierno y demás los avances que la administración estatal esta generando, sin embargo escuchar en Jalisco o en Nayarit los avances que ha tenido el ¿vecino? Estado de Chiapas sin duda es algo novedoso, de igual forma los habitantes del Distrito Federal no se que tan interesados estén en saber sobre los avances en salud que se lograron a favor de las comunidades autóctonas de la selva lacandona de Chiapas, en referencia a aquel momento en que los espectaculares inundaron las calles de la capital del país con la promoción precisamente del Gobernador verde de Chiapas.

Con lo que hemos visto en las últimas semanas, con voluminosas multas al partido verde por promocionarse indebidamente en el cine o por los muy elaborados paquetes promocionales que han recibido personas que no necesariamente militan en el partido verde, podemos inferir que sí los expertos en mercadotecnia que trabajan para el partido verde están haciendo su trabajo de manera muy exhaustiva y más de alguno pudiera pensar que como campaña de publicidad, una boda con una mujer ampliamente conocida por la población mexicana pudiera ser un movimiento acertado hablando específicamente de la mercadotecnia y posicionamiento de un potencial candidato.

Pero bueno, a fin de cuentas, sea fruto del amor de dos personas o como mera preparación de un plan de mercadotecnia, la realidad es que de ninguna manera la unión entre el Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco y su hoy esposa, es un movimiento ilegal o reprochable, muchas familias se forman hoy en día por peores razones o incluso se forman sin razón alguna lo que de hecho si debilita la institución del matrimonio, pero en fin la realidad muchas veces supera a la ficción y si ambos se hacen felices o funcionan juntos de la manera que sea, nadie tiene derecho a juzgar sus acciones, aunque si vamos al mundo de la ficción probablemente el personaje de la exitosa serie “House of Cards” estaría muy orgulloso.