[carousel ids=”8872,8873,8874,8875,8877,8878″]

  • El líder de comerciantes en pequeño, Pascual Ávila, reconoció ante el presidente municipal su error al no acatar la disposición de no instalarse en cauce del arroyo de El Indio.

El presidente municipal José Gómez Pérez, recibió en la mañana de este jueves a los comerciantes semifijos de la Federación Estatal de Nayarit del Comercio en Pequeño,  luego de la inconformidad de algunos de ellos, con la disposición municipal de no permitir la instalación de puestos de venta sobre el cauce del arroyo de El Indio.

El primer edil manifestó primero el imperativo de cumplir y de hacer cumplir la ley en el Gobierno Municipal, y a la vez manifestó toda su disposición para que los comerciantes encuentren un lugar para su actividad en un área distinta al cauce del arroyo de El Indio, pero en la misma población de Bucerías.

Durante el encuentro, el líder local Pascual Ávila Coronado, que fue detenido al incitar a no acatar las disposiciones de la autoridad municipal, reconoció su error al seguir instrucciones contrarias a lo dictado por los fiscales municipales, y manifestó su interés de trabajar donde se les permita.

“Llegó el regidor, dijo: Pónganse. Yo me puse. Hice mal porque se de antemano que no quieren que se ponga uno; y nos levantaron”, testificó Ávila Coronado al relatar su experiencia, y al acudir con el presidente municipal José Gómez Pérez para dialogar acerca de otras alternativas para su actividad comercial.

Debido a que al menos tres grupos de comerciantes semifijos han solicitado espacios para trabajar en el tianguis de Bucerías, el alcalde invitó a los interesados a participar en una gran mesa de diálogo,  a fin de llegar un acuerdo y determinar las opciones que tendrán. La cita es el lunes 30 de marzo, a las 11:00 horas, en el edificio de la presidencia municipal, en Valle de Banderas.