Enrique Vázquez

Hace algunos días, mientras sostenía una amena plática con algunos colegas periodistas,  uno de ellos insistía fervientemente que al igual que en años anteriores, y de hecho más bien históricamente, Nayarit no está avanzando como debería en materia económica, destacaba si las inversiones extranjeras que han llegado en los últimos años gracias al gobernador Roberto Sandoval y sus incansables gestiones, así como el esfuerzo de los empresarios nayaritas que continúan apostando por Nayarit y con ello han creado más empleos y riqueza para el estado, sin embargo a su parecer este noble esfuerzo del sector público y privado no logra ser suficiente para establecer tajantemente que Nayarit esta avanzando en materia económica, naturalmente no comparto esta idea y no pude evitar contradecirlo, haciéndole notar antes que nada que basta ver apenas cuatro años atrás para establecer que la situación económica en el estado era cuando menos ruinosa, la inseguridad que prevalecía en todo el territorio obligó a los pocos empresarios que tenían algo de capital circulando en el estado a retirarse preocupados por la integridad de ellos y de su familia, esta retirada de circulante generó en decenas y decenas de negocios una baja sumamente fuerte de ventas, obviamente si a las empresas les va mal, las fuentes laborales se esfuman, todos los nayaritas podemos recordar con triste claridad como la actividad económica se redujo a mínimos realmente alarmantes, nunca antes el estado había estado tan  inhóspito para los negocios, haciendo el panorama simplemente imposible para el desarrollo de los negocios y de la economía.

Obviamente, la llegada de Roberto Sandoval Castañeda al poder ejecutivo estatal marcó un antes y un después en materia de seguridad, a pocos meses gracias a las heroicas Fuerzas Armadas, a la Policía Nayarit, a la Fiscalía General del Estado y por supuesto el Fiscal General Edgar Veytia, se logró recuperar el clima de paz y estabilidad que permitió nuevamente, no que la economía se pusiera en marcha, sino que el clima de paz lo único que generó fueron las condiciones para que de nueva cuenta se pudieran retomar los negocios, pero la realidad es que el levantar el freno de la inseguridad fue el primer paso, en la tarea descomunal de echar andar la economía del estado, pasaron meses para que llegaran las primeras inversiones extranjeras, meses también pasaron para que algunos de los empresarios que en su momento se retiraron regresaran, y cabe destacar que no fueron todos, el tener hoy los índices de crecimiento económico que tenemos, el hecho que entre la población esté presente de nueva cuenta, la firme intención de salir adelante, de poner un negocio, de aportar algo al desarrollo económico de Nayarit, es un logro enorme, Nayarit puede que no sea la gran potencia económica del país, quizá incluso nunca lo sea, pero hoy definitivamente estamos en la dirección correcta avanzando a paso firme.

El argumento fue sólido y una vez que todos los compañeros estábamos más o menos en la misma temática, fue entonces que analizamos qué es lo que está haciendo bien, qué se está haciendo para que Nayarit esté creciendo y desarrollándose en la complicada situación económica nacional e internacional, el primer factor obviamente, es el liderazgo y la voluntad del gobernador Roberto Sandoval Castañeda que ha tomado todas las medidas necesarias para mover la economía de Nayarit, desde la continua búsqueda de inversionistas en el extranjero, hasta el gestionar nuevos proyectos, obras y apoyos en la federación o simplemente transmitir a la sociedad una visión optimista de que todo puede ser mejor, en este apartado fue unánime el reconocimiento al gobernador como la pieza clave del rompecabezas.

En segundo lugar, después de algunas variables, determinamos que las autoridades en materia económica tanto a nivel local como federal son el complemente indicado a la voluntad de progreso del gobernador, tanto a nivel local el Ing. Federico Gutiérrez Villalobos como a nivel federal el delegado Héctor Manuel Montero Rodríguez, han sido una constante en la generación de una economía más sólida, propiciando la generación de nuevas empresas y el fortalecimiento de las ya existentes, la colaboración ha sido la clave del progreso.

 

De hecho recientemente, el delegado de la Secretaría de Economía en Nayarit, Héctor Manuel Montero Rodríguez, estuvo de manteles largos puesto que el Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, Enrique Jacob Rocha estuvo presente en Nayarit, compartiendo con los jóvenes de la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas, sobre los beneficios y programas que se manejan en el INADEM y por supuesto para reiterar el apoyo constante del presidente la República, Enrique Peña Nieto. A lo largo de varios eventos realizados en el municipio de Bahía de Banderas el titular del Instituto Nacional del emprendedor, destacó la gran labor que las autoridades estatales pero sobre todo el propio delegado, Héctor Manuel Montero, han estado realizando en los últimos meses, el funcionario federal señaló muy claro que aun cuando los especialistas en materia económica han establecido que no tenemos las mejores condiciones económicas, el trabajo determinado del secretario estatal de economía y del trabajo, Federico Gutiérrez Villalobos en conjunto con el delegado Federal Héctor Manuel Montero tienen la economía nayarita en números positivos.

Y el logro, no es menor, no es tanto por la felicitación y reconocimiento del funcionario federal, es más por el mensaje que es replicado por la sociedad en general, que gracias a los distintos programas de apoyo han podido materializar sus proyectos, impulsando con ello la economía del estado, si bien los recortes al presupuesto federal son un realidad que afectará el recurso que podrán utilizar los nayaritas, el trabajo colaborativo y la asesoría puntual que dan las autoridades en la materia a los ciudadanos, seguramente hará que estos rindan al máximo.

 

Nayarit sin lugar a dudas no es el Estado de México o Nuevo León, pero con la guía del Gobernador, Roberto Sandoval y el trabajo aplicado de Secretario de Economía y del Trabajo, Federico Gutiérrez y del Delegado de la SE, Héctor Manuel Montero, estamos en el buen camino.